jueves, 25 de junio de 2009

Manifestantes en la CDI

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam


Estoy re encabronado. Desde el lunes pasado volví de mis días de descanso. Se supone que volvería a mi escritorio en la CDI sin ningún problema. El caso es que al llegar vi cerrada la entrada y el edificio tomado por un grupo de entre 90 y 150 indígenas guerrerenses. ¿Exigiendo qué? Que el delegado de la CDI en Guerrero sea depuesto debido a que no se sienten representados por él.

Hasta ahí todo está bien, no tuve ningún inconveniente en quedarme fuera de mi oficina para que las autoridades y los manifestantes entablaran el diálogo que llevaría a la solución del conflicto. Finalmente, yo trabajo para los indígenas y no tengo por qué estar en su contra. Pero el problema es que dichas autoridades se encuentran en el extranjero. Lo más lógico sería pensar que estas autoridades volverían al país para solucionar el conflicto, pero hoy es jueves, el 4º día de esta manifestación, y aún siguen fuera.

En otras ocasiones los indígenas se han manifestado cerrando las oficinas centrales de la Comisión y se ha entablado el diálogo y se ha solucionado el problema. En esta ocasión a alguien se le ocurrió hacer las cosas un tanto diferentes. Se llamó a la Policía Federal. Sí, a esa agrupación heredera de la PFP, la cual fue creada para acabar con la huelga de la UNAM en '99-2000 y utilizada para reprimir al pueblo de Atenco.


Desde el mismo lunes, unos treinta elementos de esa agrupación se apostaron a "protejer" las instalaciones de la CDI. No entiendo de qué, pues en ningún momento los indígeneas guerrerenses intentaron dañar ni al inmueble ni a los empleados. Es raro que haya policías federales en estos casos, incluso los policías que normalmente vigilan a la CDI estaban extrañados de la presencia de la fuerza federal.

En reiteradas ocasiones algunos empleados de la Comisión intentaron (y algunos lo lograron) ingresar al edificio por la fuerza, a escondidas o protegidos por la valla de la PF. Esto, obviamente, es una burla hacia los que se manifiestan, es una provocación.

El martes lo mismo, los manifestantes firmes en su posición y algunos empleados queriendo entrar a escondidas o por la fuerza. Me parece que fue desde este día que se pusieron en huelga de hambre indefinida unos 10 o más indígenas.


El día miércoles ya había unos 50 a 70 Policías Federales. Por cierto, hubo un conato de bronca provocado por el ingreso forzoso de algunos empleados. Al frente de los manifestantes estaban mujeres y niños. Una de ellas fue agredida fuertemente por un policía. Luego entonces llegaron las policías. Hasta ese momento sólo había hombres, pero al ver que las mujeres de Guerrero eran luchonas, pidieron el refuerzo de las mujeres policías.



Hoy jueves las cosas se tornaron más violentas. Un camión de esos turísticos se apeó cerca de la entrada al estacionamiento de la CDI para que sus ocupantes, empleados de la Comisión, entraran a las instalaciones "protegidos" por la PF. Aquí quiero hacer hincapié en un punto, en todas las ocasiones que los empleados de la CDI han entrado a las oficinas "para trabajar", por lo menos cinco o más (según cuántos entren) se han quedado en las escaleras de emergencia a mirar lo que pasa afuera. Si ese era el propósito de entrar, se hubieran quedado afuera. El caso es que los manifestantes se opusieron al ingreso de estas personas y los policías trataban de replegar a los de Guerrero. Hubo golpes, gritos, insultos, toletazos y hasta un labio partido. Es decir, se cayó en provocaciones y se justificó el uso de la violencia.

Rato después llegaron unos dos y luego otro camión de la PF, llenos de "azules". La gente de la CDI que se quedó afuera gritaba "fuera policía de la CDI", y "diá-lo-go, diá-lo-go". Pero no hubo respuesta. Llegaron Televisa y TV Azteca, rato después también llegó Cadena 3. Los mismos policías bloquearon el tránsito con una valla de lado a lado de la Ave. México Coyoacán. Hubo más gritos por parte de algunos empleados de la Comisión. Se corrió el rumor de que a un compañero de los indígenas se lo habían llevado.


En total, hay unos 500 o más elementos de la Policía Federal. Es decir que la Comisión está tomada por la PF. ¿Y las autoridades? Ni sus luces.

Pero, como les decía al inicio del texto, estoy muy re encabronado. No es necesaria ni justificable la presencia de la policía, realmente no tienen nada qué hacer. Es deplorable que las autoridades no vengan a dialogar, a solucionar las cosas. Y es triste que la gente común y corriente ni siquiera voltee a ver qué es lo que pasa.

Recordé un poema atribuido a Bertolt Bretch:

Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista.

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata.

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,

Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío.

Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar...

Martin Niemoeller

No seamos indiferentes, por favor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, serán respondidos a la brevedad. Si deseas enviar un comentario personal al autor, pasa a la sección Contacto. También te recomiendo leer unas sencillas reglas antes de comentar. Gracias.