martes, 27 de octubre de 2009

Sobre la ineptitud del gobierno y la CFE al operar en el centro del país.

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Estoy muy encabronado y no soy el único.

El día de ayer, como a eso de la 1:30 pm se cortó el suministro de energía eléctrica en la colonia donde vivo. Colonia que, según la delegación Tlalpan, es zona marginal. El caso es que no volvió sino hasta las 4:30 am de hoy. Es decir, 15 horas continuas sin energía eléctrica.

Yo recuero que hace algunos meses, cuando todavía opera LyFC, se quemó uno de los transformadores que alimenta mi colonia. No pasó ni hora y media cuando el suministro de energía se había restablecido.

Pero ayer no fue así. Fue toda una eternidad sin luz. Algunas colonias aledañas también sufrieron el corte de energía, sólo que una de ellas, que es habitada por gente de más recursos, recobró su energía pasada una hora. Otra vio restablecido el servicio como a las 8 horas. Pero quince horas ya es una mentada de madre.

Como a las dos horas de que se cortó el servicio, un miembro de mi familia se comunicó a las oficinas de la CFE para reportar el fallo. Resulta que la persona encargada de atender este tipo de llamadas no tenía ni la más peregrina idea de la organización territorial del Distrito Federal. Y es que se le especificó desde un inicio, "hablo de la delegación Tlalpan en el Distrito Federal para reportar un fallo en el suministro de energía eléctrica". A lo que la susodicha persona respondió:
-¿Me podría proporcionar el municipio donde se encuentra?
-Señorita, el Distrito Federal no se subdivide en municipios, sino en delegaciones. Le hablo de la delegación Tlalpan.
-Por eso, pero (un poco alterada) ¿de qué municipio me habla?

Total que mejor se prosiguió con el reporte.
-Mire, desde la una y media de la tarde no tenemos energía eléctrica, son ya las 3 y media y no parece que se vaya a restablecer pronto el servicio.
-Ah, sí, mire, pues necesito pasar el reporte, pero usted… me está hablando del Estado de México, ¿verdad?

El caso es que después de media hora de reporte y una breve clase de geografía del Distrito Federal, y no sin negarse, nos dio un número de reporte, que según para darle seguimiento.

Dieron las ocho de la noche y seguíamos a oscuras. Entonces se procedió a reportar nuevamente el fallo. Esta vez salieron con una peor.

-Joven, necesito que tenga su recibo de luz a la mano para que me dé algunos datos del mismo. -Sí, aquí lo tengo en mi mano, pero dudo mucho poder dárselos ya que, como le estoy comentando, no tengo luz, y así no puedo leer.

Luego.

-Señorita, ¿podría proporcionarme el número de reporte?
-Sí joven, pero, (con sarcasmo) ¿cómo va a poder escribirlo si no tiene luz?
-(Encabronado por la burla) Afortunadamente, en mi teléfono celular puedo escribir el número de reporte, aunque con él no pueda leer mi recibo de luz.

Después, durante el intercambio de palabras mediante el teléfono, la persona encarda de la atención justificó el fallo en el suministro diciendo que era normal "dada la contingencia". Pero, ¿cuál contingencia? "Joven, nosotros no trabajábamos en el Distrito Federal, con este cambio hemos tenido una contingencia". Pero si en los medio de comunicación dice que todo está bien. "Sí, pero entienda que esto fue muy rápido y no tenemos el personal capacitado para atender el servicio en el centro del país."

Vaya, después de todo, los mismo empleados de la CFE saben reconocer que esto fue una total idiotez del presidente. ¿Cómo se le ocurre desaparecer de la noche a la mañana una empresa como LyFC? Debió de hacerlo paulatinamente, si es que estaba aferrado a hacerlo. O, como opino junto con muchos, muchísimos más, nunca debió ni siquiera pensar en desaparecer a la paraestatal. El servicio ha empeorado. En ciertas empresas han tenido que cerrar antes de la hora de salida por falta de energía eléctrica. En otras colonias (yo sé del sur y del oriente de la ciudad) han estado sin el servicio por varias horas en los últimos días. O, ¿a caso es una estrategia para desprestigiar a las paraestatales y justificar la privatización? No sería la primera vez que un gobierno hiciera eso.

Y bueno, sí, finalmente se restableció el servicio, espero que sea definitivo.

¿Que para qué escribo esto? Simple, para aquéllos que aún piensan que es lo mismo Chana que Juana. Esos que dicen que no pasa nada. Que sólo lo ven como una noticia y no como un hecho. Que piensan que esto no tiene nada qué ver con sus vidas cotidianas. Gente, salgamos a la calle, como se ha venido haciendo. Neguémonos al despotismo. No permitamos que 40 mil empleados se queden en la calle, sin su puesto de empleo. No dejemos que el servicio de energía eléctrica, que en estos tiempos es básico, decaiga y luego caiga en manos de empresarios rateros. Esto significaría alzas a las tarifas y servicio deficientes, como en otros países ha pasado. Significaría trabas a la ya de por sí precaria industria local. Despidos. Apoyemos a la gente de LyFC, del SME. Seamos solidarios. Y no sólo reenvíen los correos donde se dicen las mil y una culereces del gobierno, porque el activismo sedentario cibernético no es la solución a los problemas de la vida real. Insisto, salgamos a la calle, codo con codo con los electricistas.

NI UN PASO ATRÁS

1 comentario:

  1. Entiendo tu enojo.... imaginate yo que llevo casi 5 días con baja de voltaje y nadie en CFE hace caso!!!!!

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, serán respondidos a la brevedad. Si deseas enviar un comentario personal al autor, pasa a la sección Contacto. También te recomiendo leer unas sencillas reglas antes de comentar. Gracias.