martes, 2 de febrero de 2010

Sobre el fest de Tripas y Moronga

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Elviernes pasado me lancé al maratón de cine en el eSpacioAbierto, ese que le nombraron Festival de Tripas y Moronga: Una década de horror y gore en solo dos noches. No fui las dos noches, sólo la primera. Hace un ratísimo que no iba a este tipo de cosas y de verdad que ya hacía falta desvelarme viendo buen cine. ¿Buen cine? Bueno, sí, hubo buen cine, pero también proyectaron una que otra cinta que sinceramente no fueron de mi agrado. Les digo cuáles me tocó mirar:

Eden Lake me agradó bastante, buena trama, buenas actuaciones, buena fotografía, la historia no dejó despegar los ojos de la pantalla.

Dead Snow me hizo reír un poco, como casi todas las de zombies, pero le faltó algo, no sé, una mejor historia, no abusar tanto de la violencia como medio para producir risas, no sé.

Martys me pareció una pérdida de tiempo, con una historia vacía de contenido, violencia gratuita. Es cierto que tuvo dos que tres escenas gore bastante buenas (como esa de desollar viva a la mártir), pero dos escenas no hacen una película. Ah, y el final me pareció la salida más fácil para el director, que no es lo mismo que la mejor.

La habitación del niño fue sin duda lo mejor de la noche, la historia es genial, te atrapa a la pantalla, las actuaciones son geniales. Eso de crear sensaciones de terror, de angustia, sin una súper producción en los efectos especiales es algo que sólo se puede lograr con un buen guión, una buena dirección y mucho talento de los actores. Esta cinta sí que lo logra.

Vertige me gustó más o menos, ni mucho ni poco. Tiene sus buenos momentos, su buena fotografía, pero la historia no acabó de gustarme.

Y bueno, Trick 'r Treat es como para pasar el rato, tiene buenos efectos, historias más o menos buenas, pero no geniales.

En fin, que de todas esas que vimos, me quedo con Eden Lake y La habitación del niño.

Algo que no puedo dejar de comentar y que creo que no sólo a mí me molestó sino a varios más, es el hecho de que mientras veíamos Martyrs se escuchaba el audio de otra película, a decir por el idioma del audio suponemos que se trataba de Vertige y que la estaban probando en cabina o donde sea. Sólo que ese audio en algunas ocasiones aplastaba el sonido de la película que se proyectaba en ese momento. Algo bastante desagradable y de mal gusto. Fuera de eso, el lugar es bastante agradable y la organización estuvo muy buena. Estaré esperando un nuevo festival.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, serán respondidos a la brevedad. Si deseas enviar un comentario personal al autor, pasa a la sección Contacto. También te recomiendo leer unas sencillas reglas antes de comentar. Gracias.