jueves, 4 de marzo de 2010

Nombres difíciles de pronunciar

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Tengo un amigo español. Bueno, en realidad tengo varios amigos españoles (aunque no sé si mejor decirles conocidos, en fin). Este amigo, que no vive en España sino en esta mi querida ciudad de México, siempre se la pasa quejándose de los topónimos mexicanos. Un topónimo, para aquellos que no lo sepan y según la Real Academia Española, es el nombre propio de lugar. O sea, tópos = lugar, ónoma = nombre, esto último según Wikipedia.

¿Que de qué se queja? Pues verán, en primer lugar le ofende que la "x" tenga cuatro valores en nuestro hablar: x, como en Necaxa; s como en Xochimilco; j, como en Oaxaca; y el valor de la sh inglesa, como en Xola. Ciertamente es confuso el uso de la "x" y en eso no le niego su derecho a quejarse de los topónimos que usan esta tetravalente letra.

Aunque claro, todo tiene su por qué. Se supone que cuando los españoles conocieron a los mexicas, con todo esa historia de sangre de por medio, algunos quisieron aprender su lengua y escribirla con caracteres latinos. Así, ciertos sonidos del náhuatl no presentes en el español se escribieron con la "x", como la "sh" inglesa. Otros, que sonaban como la actual "j" se siguieron escribiendo con la "x", lo que no pasó así con el Quijote, por ejemplo, que se escribía Qvixote.

Sigamos, mi amigo español se queja de que no puede pronunciar nombres como Coatzacoalcos, Tlalnepantla, Nezahualcóyotl, Tlaquepaque, Guanajuato o Tlacotalpan. Se queja también de los nombres que hay en la mitología mexica, como Coatlicue, Huitzilopochtli o Tezcatlipoca. O de nombres de personajes históricos como Xocoyotzin, Ixtlilxóchitl o Axayácatl. Y es que no está acostumbrado a estas grafías ni a sus correspondientes sonidos.

Y aquí viene la parte donde enfatizo lo bonito que es tener un idioma como el español, lleno de variantes regionales, nacionales, locales y hasta sociales. Influenciado por un enorme número de lenguas, como el náhuatl, el aymara, el maya, el vasco (euskera), el árabe, y muchos etcéteras más. Un día, harto yo de escuchar las quejas de mi amigo español, le pedí que me mencionara algunos topónimos de su tierra natal. Así que me mencionó algunos como Tarragona, Castrojeriz, Benalmádena y Guipúzcoa. Y de fácil pronunciación no lo son. ¿Y qué tal sus respectivos gentilicios? Luego me puse a buscar algunos apellidos: Ascarretazábal, Entrambasaguas, Iruretagoyena, Sagarteguieta (acá la fuente).

Alguno de estos apellidos y topónimos españoles me costaron un poco de trabajo para poder pronunciarlos. Así que sólo pude llegar a una conclusión: mi amigo español dice que los nombres mexicanos de origen prehispánico son difíciles de pronunciar sólo porque él no está acostumbrado a pronunciarlos. A mí se me complican los nombres españoles porque tampoco estoy acostumbrado a ellos. Así es que mi buen amigo de España, ni Nezahualcóyotl ni Iruretagoyena son nombres difíciles, sólo hay que practicar un poco.

P.D. El profesor Zachary Jones reprodujo este post en su blog Zambombazo e hizo este video (con mi voz) para reforzar el texto:

2 comentarios:

  1. El problema de varios de esos nombres españoles que mencionas es que... ¡no son españoles, sino vascos! El vasco, como posiblemente sepas, es un idioma aque se habla en una región de España, pero no tiene nada que ver con el español ni con ninguna otra lengua europea, por eso nos suena raro a los hablantes de español. Guipúzcoa, por ejemplo, es el nombre de una ciudad vasca; y Azcarretazábal (con zeta), Iruretagoyena y Sagarteguieta son apellidos vascos. En cuanto a Entrambasaguas, que además de un apellido es un topónimo, estoy de acuerdo en que es largo y un poco trabalenguas, pero realmente es una palabra compuesta. Es un pueblo situado entre dos ríos, y de ahí su nombre: "entre ambas aguas". :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Leíste el quinto párrafo? Vuelve a leerlo. Ahí digo claramente que no todas las palabras en el idioma español son originarias de él mismo. Las euskeras y las nahuas son solo unos ejemplos que usé en el post.

      Y sí, conozco la situación del euskera.

      Por cierto, la palabra elegida como la más bonita del idioma español es Querétaro, que no se sabe si proviene del purépecha o del otomí.

      Ascarretazabal, según mi fuente. La dejé ahí en el post, te la comparto de nuevo: http://www.surnames.org/apellidos/lista.htm

      Entrambasaguas me recuerda a Salsipuedes... o a culicagao.

      Eliminar

Gracias por tus comentarios, serán respondidos a la brevedad. Si deseas enviar un comentario personal al autor, pasa a la sección Contacto. También te recomiendo leer unas sencillas reglas antes de comentar. Gracias.