viernes, 5 de marzo de 2010

Todo por la culpa del pinche chavo

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Con perdón de mis conocidos sudamericanos, que por alguna extraña razón no concuerdan con lo que voy a decir, que chingue a su puta madre Chespirito. ¿A quién carajos se le ocurrió que ese individuo era un humorista? Detesto su sentido del humor basado en la violencia, repeticiones infinitas de las mismas secuencias y frases y en la estupidización de sus personajes y consecuentemente de se audiencia.

Es que programa tras programa son siempre los mismos malos chistes, siempre las mismas consecuencias antes las mismas situaciones. Quien haya visto un solo programa escrito por Chespirito, ha visto todos. Y para colmo, en México se siguen transmitiendo sus programas grabados en los '70s y regrabados en los '80s. Incluso sacaron una aberración llamada El Chavo animado, o algo así.

Pero lo peor del caso es que lo transmiten en mi horario de comida. Y entonces yo voy bien feliz y bien contento al comedor de mi edificio, o salgo y como en una fonda, o voy a una plaza o a donde sea que vaya y el Chavo del 8 está ahí. Con su humor soso, estúpido. Y la gente riéndose.

El tal Roberto Gómez Bolaños, responsable de volver idiotas a tantos y tantos individuos que cayeron en las garras de su pésimo humor, me cae mal desde hace muchos años. Desde que hacía al Chavo, al Chapulín Colorado, etc. Pero un día, no hace mucho, cuando se hizo la polémica sobre el aborto y su legalización/normalización en la capital de México, finalmente acabé por detestarlo. Y es que salió en un comercial defendiendo las ideas arcaicas panistas y diciendo que su mamá lo quería abortar, dando a entender que gracias a que no lo hizo tenemos a un "súper comediante" como él. Y yo no pude más que pensar "rayos, ¿por qué no lo hizo?". En fin, me estoy desviando del tema.

Como les decía, tengo que soportarlo casi todos los días en la hora más sagrada de la tarde: la hora de comer. Eso es una verdadera tortura para mis neuronas. Y aunque no sea yo la persona mejor portada del barrio, no creo merecer tal castigo. Pero, ¿qué podré hacer ante tal situación si todos los comensales son felices al ver esa sarta de babosadas? Ni modo, voy a tener que comer usando audífonos, todo por la culpa del pinche chavo.

2 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo contigo... el chavo es lo maximo...

    P.D Me tome l molestia de abrir una cuenta para comentar en blogger solo para poner esa mamada...

    ResponderEliminar
  2. Wey... ¿cuándo dije que el chavo fuera lo máximo? Ja ja ja ja.

    Ah, bonito detalle el abrir la cuenta :D ... aunque pudiste haber comentado como Anónimo y en el comentario tu firma, o como Nombre/URL y dejar vacío el espacio de la URL... en fin.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, serán respondidos a la brevedad. Si deseas enviar un comentario personal al autor, pasa a la sección Contacto. También te recomiendo leer unas sencillas reglas antes de comentar. Gracias.