lunes, 26 de abril de 2010

Oficialmente hasta la madre del Bicentenario

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Ya, oficialmente estoy hasta la madre del Bicentenario. No soporto más esa pinche propaganda oficial y empresarial (como la de los comerciales re mamones de Televisa) que invade las calles, la web, la radio, la TV. Como si de verdad tuviéramos algo qué celebrar. ¿Independencia? ¿De quién? ¿En realidad fuimos y somos independientes como nación? Y hasta hay quienes dicen que lo que celebraremos no es el hecho de haberse consumado la independencia (lo cual no sucedió en 1810 sino 1821), que lo que celebraremos será nuestro nacimiento como nación. Ándale pues.

¿Existe una nación llamada México? OK, política y oficialmente sí, eso no lo estoy poniendo en duda. Pero, ¿podemos decir que todos los mexicanos pertenecemos a una misma nación? Porque existen otras naciones dentro de esto que dicen que se llama México. La nación Purépecha, la nación Otomí, sólo por ejemplificar. No somos un pueblo, somos un chingo de pueblos. No somos una nación, somos un chingo de naciones.

Así que esa mamada de celebrar la independencia no aplica y tampoco aplica eso de celebrar el nacimiento de México como nación. En todo caso y siendo fieles a la herencia española (no seamos hipócritas por favor) ese nacimiento se dio cuando nació el primer mestizo, el primer hijo de un conquistador y una indígena. Y de eso hace ya cinco siglos.

Ahora bien, estoy hasta la madre de esta celebración del bicentenario porque no se está haciendo una celebración del centenario. Recordemos que no sólo en este año se cumplen doscientos del inicio de la guerra que llevó a la supuesta Independencia Mexicana, sino que también se cumplen cien del inicio de la guerra civil que conocemos como Revolución Mexicana. Ah, pero al actual gobierno panista eso le vale madres. Claro, la Revolución es la paridora del gobierno priísta, y por supuesto que los panistas no van a conmemorar esa gesta. En cambio en la guerra de independencia estuvieron involucrados ancestros en línea directa de actuales empresarios dueños de este país.

Cuestiones de ideas y cuestiones de conveniencias hacen que Zapata y Villa no pesen tanto en este 2010 como sí pesan Morelos e Hidalgo. Pero bueno, a ver qué pasa con toda esta euforia patriótica sin sentido que, insisto, ya me tiene hasta la madre.

3 comentarios:

  1. De acuerdo con usted, señor. YA me tiene enferma el Bicentenario. Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. simple y sencillamente, abrélos, que sigan con su farsa, de por sí sabemos, que está más vigente un viva zapata, un viva el pueblo organizado, que sus cuentos, esos de contar los años de haberl "abolido" un sistema, que hoy nos está extinguiendo, con los mismos caciques y mismos represores

    solo hay que recordar que no hay que dar ni un paso atras, y seguir ese pregonamiento de allende:
    la solidaridad es la ternura de los pueblos

    ResponderEliminar
  3. Gracias por sus comentarios, así sé que no soy el único encabronado por los 200 años.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, serán respondidos a la brevedad. Si deseas enviar un comentario personal al autor, pasa a la sección Contacto. También te recomiendo leer unas sencillas reglas antes de comentar. Gracias.