martes, 21 de septiembre de 2010

El Macrosimulacro de ayer

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

El domingo pasado fue 19 de septiembre, se cumplió un año más de aquél terremoto que devastó a la ciudad de México. Un año más de la muerte trágica de Rockdrigo González. Y, como cada año, el gobierno realiza un Macrosimulacro en esta fecha.

Esta vez no lo hicieron el día exacto pues porque en domingo nadie labora. Lo hicieron ayer, 20 de septiembre. Acá en mi dependencia1 sólo sirvió para que me diera un ataque de risa.

Se supone que un sismo dura, bueno, la duración que percibe el ser humano2 , más o menos unos 40 segundos. O sea, en ese lapso de tiempo es cuando el ser humano percibe el movimiento telúrico.

Ahora bien, les cuento cómo pasó el simulacrote este en mi lugar de trabajo. Primero que nada, nos enviaron un correo electrónico avisándonos que a las 11:00 am iba a haber un Macro-simulacro. ¿No se supone que estas cosas no se planean? Entonces, ¿debemos esperar a que nos digan que mañana habrá un sismo de tantos grados Richter a tal hora y que estemos preparados? No mamen.

Llegadas las once de la mañana, la alarma sonó puntual. Los de la Protección Civil ya estaban con sus chalequitos de viene-viene. Entonces nos dijeron que nos replegáramos hacia la pared. La alarma seguía sonando. Sonó como durante unos dos minutos. Nosotros seguíamos replegados en la pared. Cuando dejó de sonar nos dieron luz verde para desalojar el edificio. Es decir, 2 minutos después de que inició a sonar la alarma. Ya hubiéramos muerto unos cuantos.

Total, al bajar las escaleras fue un caos. Llegamos a la puerta principal, que ha de medir como unos cinco metros de ancho, y salimos de dos en dos. Y es que, aunque mida esos 5 m, está cerrada por un cristal fijo y sólo se puede salir y entrar por una puertita por la que sólo caben dos personas a la vez. Qué bien diseñaron este edificio.

Salimos, cruzamos el eje vial, el tránsito estaba detenido por policías y personal de Protección Civil, como si en una emergencia real esto pudiera ser posible. Los automovilistas entrarían en pánico, al igual que la gente de a pie, pero en fin, así lo hicimos. Ya luego de un rato ahí en la acera de enfrente retornamos a nuestras oficinas.

Hoy nos han comunicado vía correo electrónico que hicimos 3 minutos y 5 segundos en desalojar el edificio. Lo cual no coincide con mis cálculos de 5 minutos. Me imagino que no tomaron en cuenta el tiempo que sonó la alarma. Pero bueno, de todos modos, hayan sido 3:05 o 5:00 minutos, es tiempo suficiente para que el edificio nos haga caca a todos.

¿Cómo es posible que tardemos tanto tiempo en desalojar un edificio de tan sólo 6 pisos? ¿Cómo si ya sabíamos incluso la hora de inicio del simulacro? Si hasta pararon el tráfico para agilizar esto. Como que no hemos aprendido nada de sismos previos. Espero que en caso de que haya uno real se vea aflorar ese tan mentado instinto de supervivencia.


1 Ya saben que trabajo en una dependencia federal.
2 Véanse las preguntas frecuentes del Servicio Sismológico Nacional

2 comentarios:

  1. en el terremoto del 85 yo era una preescolar y mi hermano se rehusó a que saliéremos del edificio (col. Del Valle) porque mi pijama tenía un hoyito... por fortuna esos depas no colapsaron, ni el pudor jaja

    ResponderEliminar
  2. Wow, no manches, eso debió estar rudísimo. No puedo ni imaginarlo, qué valientes.

    (Yo nací al año siguiente.)

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, serán respondidos a la brevedad. Si deseas enviar un comentario personal al autor, pasa a la sección Contacto. También te recomiendo leer unas sencillas reglas antes de comentar. Gracias.