jueves, 18 de agosto de 2011

Al otro lado de las mantas

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Es muy extraño, yo solía estar del lado sin pintar. Es decir, estar detrás de las mantas, ser quien respaldaba las demandas y exigencias plasmadas en ellas. Por eso ahora que me ha tocado estar al otro lado siento algo extraño.

El lunes y el martes hubo manifestantes en mi centro de trabajo. Indígenas de Ixmiquilpan, Hidalgo, manifestáronse en las afueras del edificio donde laboro. Sobra decir que exigían liberación de recursos, construcción de carreteras y respeto a acuerdos. Que viene siendo más o menos lo que siempre exigen quienes se manifiestan en esta dependencia, y en ese orden de importancia.

Les decía que se siente raro estar al otro lado de las mantas. Es decir, estar enfrente de quienes se manifiestan. Muchos de mis compañeros de trabajo se quejan de estas manifestaciones, otros hasta han generado cierto miedo instintivo hacia los manifestantes. La gran diferencia es que, en mi caso, ni me quejo ni me dan miedo. Porque he sido manifestante, porque conozco las dos caras de la moneda.

Aun así no dejo de sentirme raro cuando, al salir de las oficinas percibo decenas, cientos de miradas de odio dirigirse hacia mí. Es natural, quienes se manifiestan consideran a los servidores públicos su objeto de odio, a pesar de que no sea lo mismo ser un director de área o simple personal operativo, como yo.
Como sea, lo que procuro hacer en estos casos es fingir que no pasa nada y encaminarme a mi escuela.

3 comentarios:

  1. Creo que estas donde debes de estar y a huevo que un dia podras hacer un cambio chido, como lo esperabas cuando eras manifestante no? Si la gente que dirige conociera la otra cara de la moneda... este pais seria una mega chingoneria pero pues sabemos que no tienen ni puta idea y por eso toman decisiones estupidas y hasta corruptas. Abacho

    ResponderEliminar
  2. ¿Cómo se llama la fobia a las masas irreflexivas?:
    Las manifestaciones no se generan espontáneamente, pueden ser cultivadas y dirigidas por profesores, técnicos, expertos en propaganda, periodistas, políticos profesionales, o similares.

    ResponderEliminar
  3. Indudablemtente, conocer ambas caras me ayuda a ser más consciente de lo que sucede. Ojalá tu presagio se cumpla Sandra.

    Arevalo, no sé, pero estoy seguro de que esa fobia existe, si lo averiguo te aviso.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, serán respondidos a la brevedad. Si deseas enviar un comentario personal al autor, pasa a la sección Contacto. También te recomiendo leer unas sencillas reglas antes de comentar. Gracias.