sábado, 14 de abril de 2012

Comida callejera: Iguala, Guerrero

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Iguala de la Independencia es un municipio del estado de Guerrero. Está a unos 99 kilómetros de Cuernavaca. Ahí se firmó el Plan de Iguala, ahí se confeccionó la primera bandera mexicana y por eso su lema es "Cuna de la bandera nacional" y fue la primera capital de Guerrero. Hace harto calor durante casi todo el año, así que lo más prudente es ir con ropa ligera.

Los sábados y domingos por las mañanas instalan su puesto de comida unas señoras en una de las esquinas de la parroquia de san Francisco de Asís (que, por cierto, actualmente está pintada bien pinche fea). La variedad de alimentos que ofrecen incluye enchiladas, tacos dorados, quesadillas y picaditas. Estas últimas son una verdadera delicia.

Se trata de una tortilla de masa sobre la que se sirven papas, queso fresco, guajesquites (semillas de guajes tostadas) y salsa verde o roja, acompañadas de pepitas. Las sacan de una canasta en donde se encuentran acomodadas al más puro estilo de los tacos de canasta (si no saben qué es un taco de canasta, pregunten y veré qué puedo hacer por ustedes). Les puedes poner un poco más de salsa de la que ya traen, y esa salsa es verde con trozos de col. Se ven más o menos así.


Es una gran ventaja que exista un puesto de aguas frescas a un par de pasos del de las picadas, así que por líquido sabroso no se sufre. Aun así a mí me gusta caminar un poco más rumbo a alguno de los dos jardines donde suelen estar los raspaderos. La característica de estos raspados es que la miel que les ponen está hecha de fruta natural. Según me informaron no se trata de miel de abeja ni miel de agave como suponía, solo es azúcar (obvio que no es refinada), mucha azúcar con mucha fruta. Los sabores son los clásicos: fresa, guayaba, piña, grosella, mango, y hasta de nanches hay. Saben deliciosos.


Además de las aguas y de los raspados puedes optar por la opción más comercial pero no por eso menos tradicional. Beberse una Yoli en botella de vidrio es la onda. Yoli es un refresco de limón que anteriormente solo se encontraba en Guerrero, pero cuando Coca-Cola compró la empresa expandió su mercado y ahora también hay en otros estados. La presentación en vidrio sigue siendo endémica de Guerrero, hasta donde sé.

1 comentario:

  1. jajajaja, es cierto lo de la iglesia , jajajajaja

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, serán respondidos a la brevedad. Si deseas enviar un comentario personal al autor, pasa a la sección Contacto. También te recomiendo leer unas sencillas reglas antes de comentar. Gracias.