miércoles, 5 de septiembre de 2012

¿El poder tiene género?

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Nota preliminar: Este post no es un ensayo ni un artículo académico. Solo es una forma de externar mis ideas en torno a un tema específico.

Esto preguntó la maestra en la clase de ayer. Todo comenzó porque estábamos comentando, a favor y en contra, que algunas mujeres que están llegando a puestos importantes de gran poder se han masculinizado. Surgieron los ejemplos de Angela Merkel y Dilma Rousseff que, aunque no muy marcado, pero parece que sí han cambiado su estética, el tono de su voz y otros elementos para acercarlos más a los estándares de lo que se considera lo masculino.

Hubo algo de desacuerdo en cuanto a considerar a Josefina Vázquez Mota como una mujer masculinizada para tomar el poder. Durante su campaña presidencial hubo elementos que podrían hacer pensar que en efecto se masculinizó, tales como los colores y el corte de su ropa y el tono de su voz. Sin embargo el discurso que manejaba era uno que enfatizaba su condición de mujer y la presentaba como su mejor cualidad. Aunque en realidad su discurso pro femenino era de lo más chafa y ridiculizaba a las mujeres más que enaltecerlas. Recuerdo que en alguna ocasión comentaba con el Estopa sobre las bondades de Photoshop, y él comentó que en los promocionales de Vázquez Mota, gracias a este editor de imágenes la candidata hasta se veía guapa. Es decir, aunque se viera una ligera masculinización, también se jugaba con el estereotipo de mujer, guapa, protectora, madre/presidenta abnegada que cuidaría de sus hijos/pueblo. En el caso de esta mujer panista creo que lo que privó fue una indefinición en el discurso.

Volviendo al tema, ¿se puede decir que el poder tiene género? Según el maestro el poder es algo así como un juego en el que las reglas han sido creadas por y para los hombres. Así que quien le quiera entrar, debe conocer y seguir esas reglas.

Pero luego la discusión giró en torno a que, dado que el poder es la capacidad que un sujeto dado tiene para lograr que alguien más (o muchos más) hagan lo que desea y que no hay poder si no se ejerce, el poder es necesariamente un ejercicio ojete y violento. El poder obliga, controla y reprime (reprime porque siempre hay resistencia ante el ejercicio del poder). Y resulta que estas características han sido relacionadas históricamente con lo masculino. Tal vez porque en Occidente el poder ha sido detentado por los hombres desde tiempos inmemoriales.

Entonces creo que no es que el poder tenga necesariamente un género, sino que el género que más ha detentado el poder en Occidente posee tantas características necesarias para ejercerlo que parece que es parte de su naturaleza. Y que esto hace parecer que el poder es masculino.

De todo esto me surgen ciertas dudas que espero aclarar. ¿Cómo es que solo un género específico, el masculino, es el que más ha detentado el poder en Occidente? ¿Pasa lo mismo en otras sociedades?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, serán respondidos a la brevedad. Si deseas enviar un comentario personal al autor, pasa a la sección Contacto. También te recomiendo leer unas sencillas reglas antes de comentar. Gracias.