sábado, 20 de julio de 2013

Danzoneando

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Tardes de danzón en Tlalpan
Estoy contento, emocionado.

Resulta que me animé, con cierta ayuda, a tomar clases de danzón. Para alguien que nació con 3 pies izquierdos (chiste local) el simple hecho de pensar en seguir la música con los pies resulta bastante retador.

El caso es que me estoy esforzando y parece ser que los resultados están siendo bastante buenos.

Y lo más agradable del asunto es que esto se está volviendo vicio. Me encanta el danzón. Es de esos géneros musicales que satisfacen fácilmente a mis oídos. Y desde hace unas semanas también a mis pies.

Danzoner@s en Tlalpan
Me gustaría dejar en este post una pieza de danzón, pero la verdad es que estoy en el móvil y me da la pereza averiguar cómo embeber videos. Así que eso será hasta que esté frente a una computadora.

Una cosa más. Desde aquí va mi agradecimiento público a mi maestro de danzón y a mi pareja. La verdad es que es gracias a ellos que estoy logrando aprender este baile. Sin la instrucción del maestro ni la experiencia, paciencia y persistencia de mi pareja aun estaría tratando de aprender el cuadro básico.

...

Ya, aquí está el danzón:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, serán respondidos a la brevedad. Si deseas enviar un comentario personal al autor, pasa a la sección Contacto. También te recomiendo leer unas sencillas reglas antes de comentar. Gracias.