miércoles, 28 de enero de 2015

Estoy harto de los spots de odio del @partidoverdemex

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Generar y lucrar con el odio es vil y bajo, muy bajo. Y eso es lo que está haciendo el Partido Verde Ecologista de México, el que, siendo congruente con su línea de trabajo, debería cambiar su nombre a Partido de la Venganza de México, porque de Verde y Ecologista no tiene más que el logo.

Ayer me invitó I al cine y entramos a ver La bella y la bestia (La belle & la bête, 2014), de Christophe Gans. Y, bueno, no hablaré precisamente de la película, solo diré que, con sus asegunes, sí me gustó. El caso es que antes de iniciar, como suelen hacer los complejos cinematográficos (Cinemex y Cinépolis, básicamente), proyectaron no solo los tráileres[1] de los próximos estrenos, sino también las propagandas de compañías y hasta las del PVEM.

Hace años que el PVEM ha buscado que se establezca en el país la pena capital contra los secuestradores. Y no hace falta ser un genio para saber que la pena de muerte no va con un partido que se dice verde y ecologista. Total, que como no ha tenido el respaldo de los demás partidos, esta iniciativa no se ha convertido en ley. Así que como plan B, a principios de 2014 presentaron una propuesta para fijar una pena de 140 años para quienes cometan ese delito. Había ofrecido a sus electores la cadena perpetua, que no es lo mismo ni es igual. Ahora, sus spots en los cines aseguran que 140 ya es cadena perpetua y los actores rematan con frases como "que se pudran en la cárcel" o "el trauma que viví nadie me lo quita, pero al menos se hará justicia". Un tipo de justicia al estilo de la Ley del Talión, cabe decir.

El problema aquí es que el PVEM le está mintiendo a la gente porque una cadena perpetua no es lo mismo que 140 años de cárcel. Este partido está lucrando con el dolor y el odio, con el deseo de venganza, está polarizando y envenenando a la población. Y lo más pinche del asunto es que además, está culpando a los otros partidos por no aprobar la pena de muerte. Es decir, siguen tercos a que el Estado mate de manera legal. (Ya lo hace, pero lo hace ilegalmente y en las sombras, pero ese es otro tema.)

Señores del Partido Verde Ecologista de México, tomen sus spots de odio y guárdenlos en sus oficinas, dejen de sembrar el encono y el deseo de venganza entre la población. Y, sobretodo, dejen de mentir.

Por cierto, y como cereza del pastel, en octubre de 2014 un diputado del PVEM, Alberto Cinta, propuso "flexibilizar las penas para los secuestradores" a fin de que liberen a sus víctimas en los primeros días del secuestro. ¿En qué quedamos? ¿Somos rudos contra la delincuencia o siempre no? Además de mentirosos, contradictorios.

[1] Plural en español, no se espanten.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, serán respondidos a la brevedad. Si deseas enviar un comentario personal al autor, pasa a la sección Contacto. También te recomiendo leer unas sencillas reglas antes de comentar. Gracias.