jueves, 15 de enero de 2015

¿Libertad de expresión o intocabilidad de Occidente?

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Durante la transmisión pasada del Todo Sereno (la número 40) hablé e intercambié opiniones con el público acerca de la libertad de expresión. Eso a raíz del atentado en el semanario francés Charlie Hebdo (lo de los radicales musulmanes que mataron a la gente de dicho semanario). Total, que a final de cuentas coincidimos en que la libertad de expresión debe ser defendida a toda costa y que los actos violentos y vandálicos deben ser condenados.

Esa marcha que hicieron los líderes europeos en París contra el terrorismo y defendiendo, precisamente, la libertad de expresión fue por demás llamativa y, hasta cierto punto, espectacular. Por cierto, ¿algún día veremos al titular de la presidencia de México en una marcha?

Todo esto me hace recordar que, por mucho que las declaraciones oficiales de los líderes del mundo occidental sean en pro de la libertad de expresión, la realidad dista mucho de concordar con los buenos deseos de estos mandatarios.

Por ejemplo, el presidente de México condenó el ataque a Charlie Hebdo, sin embargo, y cito a Reporteros Sin Fronteras, "México es uno de los países más peligrosos del mundo para los periodistas; las amenazas y los asesinatos a manos del crimen organizado –incluso de las autoridades corruptas– son cosa de todos los días. Este clima de miedo, junto con la impunidad que prevalece, genera autocensura, perjudicial para la libertad de información."

David Cameron también fue a la mencionada marcha al lado de Hollande, y me resulta curioso que hace un mes, más o menos, su nación se escandalizó por un tuit de Mario Balotelli que decía: "No seas racista, sé como Mario. Es un fontanero italiano, creado por japoneses, que habla inglés y parece mexicano. Salta como un negro y agarra las monedas como un judío." Al parecer decían que su comentario era racista por las últimas dos comparaciones, mismas que creo que no son nada racistas.

Otro que estuvo en la marcha fue Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel. El mismo que ha bombardeado territorios de palestinos en respuesta a las piedras que éstos le lanzan a sus misiles. ¿Eso no es terrorismo? Además, resulta curioso que el diario israelí Hamodia, que al parecer es judío ultraortodoxo, haya publicado fotografías de la manifestación parisina, pero sin las mujeres que participaron en ella. Angela Merkel no aparecía el brazo de Hollande y en su lugar está Mahmud Abbas, presidente palestino.

En la histórica marcha también se pudo ver a Mariano Rajoy, presidente del Gobierno de España. Y sí, también es risible su presencia en la manifestación que aboga por la libertad de expresión siendo que en España su partido, el Partido Popular, ha aprobado la Ley de protección de la seguridad ciudadana, misma que la oposición ha llamado "Ley mordaza". Con esta ley se restringirán las libertades de reunión y de expresión. Y quienes violen la nueva ley serán multados.

Y, ¿para que buscar en los que apoyan a Hollande si su mismo gobierno cae en otra contradicción?, pues resulta que Dieudonné M'bala M'bala, humorista francés, fue llevado a juicio por apología del terrorismo, a raíz de que publicara en Facebook la siguiente frase: "Sepan que esta noche, en lo que a mi respecta, me siento Charlie Coulibaly". Amédy Coulibaly es otro musulmán que, dos días después del atentado a Charlie Hebdo, tomó rehenes a unos judíos en París. Juzgar a Dieudonné por esto, ¿no es coartarle su libertad de expresión?

Tal parece que las reglas son estas:
1) Los musulmanes no pueden atenten contra Occidente, pero Occidente sí puede atentar contra su población sin ningún problema.
2) Occidente (cómo olvidar las incursiones militares en Medio Oriente) puede atentar contra la población musulmana sin ningún problema.
3) La población en Occidente no puede atentar contra sus gobiernos, pero los gobiernos sí pueden atentar contra la población.

Ojo, no estoy defendiendo ni justificando las acciones de los radicales musulmanes. La violencia fundamentalista es detestable y la condeno. Lo que estoy criticando en este post es la doble moral de los líderes del mundo occidental. Como diría mi jefita, son candiles de la calle y oscuridad en sus casas.

Plus: Les dejo unas portaditas del mentado semanario francés:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, serán respondidos a la brevedad. Si deseas enviar un comentario personal al autor, pasa a la sección Contacto. También te recomiendo leer unas sencillas reglas antes de comentar. Gracias.