miércoles, 1 de julio de 2009

[Que chingue a su madre el PVEM] Y que la vuelva a chingar.

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Leer "Que chingue a su madre el PVEM"

Estoy hasta la madre de oír tanta estupidez por parte de este partido político, si a eso se le puede llamar de este modo. Y es que en recientes fechas han estado entrando llamadas a mi domicilio de parte de la grabadora del Verde. Dicen que votes por ellos que porque tienen la solución a todos los problemas del país. Y luego de un discurso de varios minutos (sí, me tomé la molestia de escucharlos la primera vez que llamaron) sin más se acaba la llamada. Los del perredé también pusieron a sus máquinas a llamarle a la gente, la variante es que al final del mensaje te dice la voz que si ya no quieres seguir recibiendo esas llamadas marques 1 y listo. Y sí, lo hice y no he vuelto a recibir llamadas perredistas. Por lo menos los amarillos no son tan intrusivos.

Pero volviendo al Verde. Se me ocurrió enviar NO por SMS al número al que debía mandar SI para apoyarlos en su idea de la pena de muerte. Por respuesta recibí una notificación de mi suscripción al boletín SMS del Verde, cosa que yo no pedí, yo sólo quería decirles que NO. La notificación también me dice que la puedo cancelar al mismo número, por lo menos. No lo hice, por curiosidad. Quise saber qué cosas perversas mandan por SMS a los celulares del país. Me llegó un texto diciendo que la pena de muerte acaba con el delito pues el delincuente ya no puede operar desde las cárceles del país. Y luego otro diciendo que si el gobierno no te da educación o medicinas que te las pague. En verdad me dan risa sus propuestas vacías de contenido.

La pena de muerte, en ningún país donde se aplica, ha reducido ni eliminado el delito que castiga. Que el delincuente siga operando dentro de la cárcel es debido al sistema penitenciario del país y no a la suprema maldad del reo. Para evitar esto se debe reformar todo el sistema penitenciario y no sólo matar al reo, pues esto sería eliminar el síntoma y no la enfermedad, en términos clínicos. Dice también esta propuesta que los criminales viven de nuestros impuestos. Efectivamente, año con año el IFE le da dinero a los partidos políticos para sus actividades políticas. ¡Cómo odio a esta calaña de criminales! Pero volvamos a los reos de las prisiones. Sí, comen, beben y todo lo demás a costa del erario público. Si de verdad se quisiera reducir el gasto que se hace en esta población, pues que liberen a tod@s lo pres@s que no han sido enjuiciad@s, a l@s que se les privó de su libertad indebidamente, a los que, siendo indígenas monolingües, se les negó el acceso a un intérprete para poder defenderse. Que liberen a l@s pres@s polític@s y de conciencia. ¡Abajo los muros de las prisiones! Ejem, me emocioné. Sigamos. Podrían instaurar recintos fabriles dentro de los Centros de Readaptación Social para que l@s re@s no estén en el ocio y dediquen sus energías a producir algo que le sirva al Estado. Con lo que se podría hablar de ahorro real.

Y, si el gobierno no tiene las medicinas, ¿que te las pague? Veamos. El Estado Mexicano es el cliente más grande en este país, obvio, pero a veces se olvida. Todo buen mercader da precios preferenciales a los clientes grandes, llámese mayoreo o como ustedes quieran. Al Estado le salen más baratas las medicinas que al ciudadano común por la simple y sencilla razón de que compra por mayoreo. Si no tiene las medicinas y te da un vale para que las compres tú, le va a salir más caro y ese aumento de costo lo tiene que cubrir. ¿Con qué? Eso no lo dice el Verde, porque sabe que no hay cómo hacer sustentable esta política. Lo ideal sería exigir el abasto constante del Sector Salud. Y eso de que cambies el vale en alguna farmacia registrada, ¿cómo lo harían? ¿Con una licitación pública? O, ¿entre los parientes y amigos del PVEM? Acuérdense que Víctor González Torres, alias el Dr. Simi, es tío del Niño Verde.

La otra estupidez que proponen es dar vales para que los estudiantes puedan cursar clases de inglés y computación. Lo mismo, ¿en qué instituciones? Me imagino que esta propuesta va encaminada a hacer más funcionales (es decir, explotables) a lo estudiantes. ¿Por qué no defender la enseñanza de la historia y la filosofía? ¿Por qué no proponer que se impartan más clases de literatura? ¿Por qué no promover la danza, la pintura, la música, el teatro, el cine (obvio, el de arte)? O, si se quiere hacer funcional a la gente, ¿por qué no promover la educación financiera? Muchos mexicanos somos o carentes o deficientes en ese rubro. Con esta idea de la computación y el inglés, me imagino en un futuro a l@s chav@s trabajando de recepcionistas en un hotel de 4 estrellas diciendo "Welcome to Mexico sir" y anotando en un registro el nombre del huésped. Luego crecen y se hacen diputados por el Verde.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, serán respondidos a la brevedad. Si deseas enviar un comentario personal al autor, pasa a la sección Contacto. También te recomiendo leer unas sencillas reglas antes de comentar. Gracias.