martes, 26 de octubre de 2010

Ando encabronado y de a madres (Huaraches sin calcetines)

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Les cuento.

Ayer, la jefa del jefe de la jefa de mi jefe (sí, aunque suena mamón el asunto) se puso punky por el tipo de ropa que traigo en la oficina. Por lo regular uso pantalones de mezclilla azul, playeras y tenis. Pero ayer, como algún otro día, traía mis bermudas y unos huaraches. El caso es que fue cumpleaños de la señora y nos invitó unos tacos de guisado, que la neta, estaban bien chidos y por eso me comí diez.

Pero bueno, a lo que voy. Cuando le iba a dar el abrazo para felicitarla, se me quedó viendo de pies a cabeza, algo como un escaneo completo. Ya luego me preguntó que por qué sin calcetines y con huaraches. Le dije que porque huaraches y calcetines no combinan. Me cuestionó por mis bermudas, le dije que era por el calor. Me pidió que viera "cómo vienen todos los demás", le dije que seguramente ellos no tenían calor.

Y es que, "respetable señora" (nótesen las comillas), ¿cómo pretende que con el sueldo que percibo pueda comprarme trajes, camisas, corbatas y zapatos de lujo? La verdad, prefiero comer. No entiendo qué tan importante pueda ser el verme "bien" si no tengo tratos con el público, si siempre hago bien mi trabajo, en tiempo y forma. Además, esos que se visten "bien" son unos pránganas, haraganes y sonsos. Pero en fin. Que ando encabronado porque se fijan en mi ropa y no en mi trabajo.

Por cierto, respetable señora, sería más adecuado que se fijase en las impresoras, que nunca tienen papel ni tinta ni línea; o en los elevadores, que cada tercer día les tienen que dar mantenimiento para que no se caigan; o en los equipos de cómputo y en el software, para que se ahorre bastante dinero usando software libre; y un montón de etcéteras.

7 comentarios:

  1. ¡Que se vayan al diablo! ¡faltaba más, sobraba menos!

    ResponderEliminar
  2. así de frívolo puede ser este frívolo mundo... yo por eso [como el filósofo josé alfredo] me alejo del bullicio y de la falsa sociedá ☺

    ResponderEliminar
  3. Mientras no me manden a mí al diablo Arévalo...

    ¿Quién como tú estimada ET que puedes darte ese chance de alejarte del bullicio y la falsa sociedá? La neta, qué envidia.

    ResponderEliminar
  4. Lo chistoso es que trabajando para el grupo social más desprotegido del país resulte relevante el como te vistas. Además si yo fuera uno de los indigenas que va al edificio a pedir algun apoyo me resultaría medio ofensivo que me recibiera un wey perfectamente enfundado en un Armani....

    ResponderEliminar
  5. no!!
    ya se!

    se enojo porque te comiste 10 tacos no mames!!

    ResponderEliminar
  6. No Rikis, ya no me enojaré.

    Estopa, totalmente de acuerdo con tu comentario de los desprotegidos y el Armani.

    Lo de mi ropa me lo dijo antes de pasar a atascarme con esos 10 tacos, así que más bien ya me trae entre ojos y los trae rojos.

    Y ni digas, que de seguro tú te hubieras chingado más.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, serán respondidos a la brevedad. Si deseas enviar un comentario personal al autor, pasa a la sección Contacto. También te recomiendo leer unas sencillas reglas antes de comentar. Gracias.