miércoles, 28 de marzo de 2012

Les presento a Pulpe

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Pulpe es un títere hecho con papel, engrudo, tela y otras cosas. Fue construido para la obra de títeres Los Washa Washa que es un proyecto de Teatro X'beenotik.

La idea es que Pulpe es un personaje del que no se conoce su sexo, ya que no es de vital importancia saberlo. Su nombre tampoco se menciona en el guión, y por eso es que yo, de cariño, le digo Pulpe.

Les dejo unas fotos del proceso de fabricación.


¿A poco no está chido ver el proceso de gestación de un títere?

No les dejo fotos de los demás títeres porque esos no me tocó hacerlos. Cuando tenga más información acerca de esta obra de títeres, acá la voy a poner. Por lo pronto nomás dejo estas poquitas fotos.


Plus:

Puse las fotos en un album en mi perfil de Facebook, mismo que pueden visitar en la siguiente liga y dejar comentarios en las fotos: https://www.facebook.com/media/set/?set=a.2054659302241.58529.1717340126, por su atención, gracias.
Leer más »

martes, 27 de marzo de 2012

CENAPRED desmitifica la predicción de sismos en México

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

¿Recuerdan que les dije que a raíz de los últimos sismos se había generalizado el pánico acá en la oficina? Pues se generalizó tanto que fue necesario un correo masivo del CENAPRED para quitarle el miedo a la gente. Quería citar algunas partes importantes de ese correo, pero creo que en general todo es importante, así que pongo completitos los

Comentarios del CENAPRED acerca del rumor de un gran sismo en México


Dice el correo que en ninguna parte del mundo se pueden predecir los terremotos, pero dice Memo Guerrero que en California sí se pueden predecir los sismos. Pero como no estamos en California hay que hacer caso a lo que dice CENAPRED, descarten "toda información que no tenga el debido sustento científico y que no provenga de una fuente bien identificada".
Leer más »

viernes, 23 de marzo de 2012

¿A qué suena el pulque?, programa del Canal 22 sobre esta bebida

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

El Canal 22 transmite Esquizofrenia. El programa 3, que se transmitió el viernes 15 de julio de 2011 versó sobre el pulque. Dice la página de Esquizofrenia:
En este programa exploramos los nuevos consumos del pulque en México, especialmente entre los jóvenes quienes lo han convertido en una bebida de moda.

Para esta edición de Esquizofrenia colaboran expertos en pulque, jóvenes consumidores, dueños de pulquerías y hasta el grupo de rock valenciano La Pulquería.

Por vez primera en la televisión se transmite un documental sobre el pulque mandado a filmar por Hitler. Completa este retrato del pulque, un recorrido por significativas pulquerías del área metropolitana.
¿Suena bien esta ficha, no? Pues como suena re bien, veamos mejor el programa:



Acá están la parte 2 y la parte 3. (Chido por LAKRAYOLA que subió lo videos.)

Gracias a Miguel por pasarme el link vía FB.
Leer más »

Pánico generalizado

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Acá, en la oficina, la banda está muy paniqueada. No pasan ni 10 minutos antes de que alguien empiece a hablar de lo feo que estuvo el temblor. O de los "pinches elevadores que ni sirven y se mueven re feo con el temblor".

Ayer, cuando pasó la réplica (de 5.4 grados) del sismo del martes hubo mucha gente que se paralizó y se echó a llorar. Los de Protección Civil nos sacaron del edificio aunque no era necesario. (Por cierto, cada vez que nos evacúan, nos mandan a la acera de enfrente a pesar de que ahí hay un chingo de postes y hasta transformadores de energía eléctrica.)

El caso es que los sustos, los bajones de presión, los llantos y las muestras de histeria están de a peso. Y ya, nomás quería decir eso.
Leer más »

jueves, 22 de marzo de 2012

Unas canciones sobre el Metro del DF

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Estoy ahí por lo menos una hora al día de lunes a viernes, más otra hora los domingos.

Conozco sus andenes y transbordes desde que era un mocoso.

He entrado y salido por todas sus estaciones. Sí, por todas.

He matado el hambre, he apagado la sed, he ampliado mi colección muscial (he sido timado con discos vírgenes) y he completado mis útiles escolares con los productos que se ofertan al interior de sus vagones.

En múltiples ocasiones pude presenciar conciertos improvisados, ilegales y también los que organizan sus autoridades.

Me han echado a perder mis planes quienes decidieron quitarse la vida en sus vías.

En horas de alta afluencia y en estaciones de alta demanda, me hicieron descubrir partes de mi cuerpo que no sabía que estaban ahí.

Por fortuna, nunca me han asaltado ni he presenciado escenas feas ni en sus vagones ni en sus pasillos.

Y nomás por eso, porque mi vida en el DF transcurre ligada a sus vagones, se me ocurrió juntar algunas canciones que hablen del Metro de la Ciudad de México. Gócenlas:

Canción: Estación del Metro Balderas
Intérprete: Rodrigo González
Álbum: Hurbanistorias (cassette)
Pista: 2 lado b
Año: 1983

Canción: Heavy metro
Intérprete: Botellita de Jerez
Álbum: Botellita de Jerez
Pista: 2
Año: 1984

Canción: Metro Balderas basada en Estación del Metro Balderas, de R. González
Intérprete: El Tri
Álbum: Simplemente
Pista: 8
Año: 1984

Canción: Voy en el metro
Intérprete: Ruben Schwartzman (original de Chava Flores)
Álbum: Picardía y buen humor
Pista: 11 disco 1 "La esquina de mi barrio"
Año: 1989

Canción: El metro
Intérprete: Café Tacvba
Álbum: Re
Pista: 9
Año: 1994

Canción: Camino a ninguna parte
Intérprete: Los Estrambóticos
Álbum: Piel de banqueta
Pista: 2
Año: 1997

Acá están en una playlist: http://www.youtube.com/playlist?list=PLD3C226F6091FE3F3
Leer más »

martes, 20 de marzo de 2012

Acá tembló

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

¿Y allá también?

Acaba de temblar acá por el sur del DF. Ya saben, por Xoco. Dentro del edificio se sintió el sismo y por lo menos una réplica. No sé de qué magnitud haya sido, pero cuando sepa, acá lo pongo.

El caso es que este temblor me hizo ver ciertas cosas:
  1. La gente no está preparada para un sismo, en lugar de buscar las salidas de emergencia se escondían bajo los escritorios o se ponían a llorar.
  2. La religiosidad aflora en estos casos, escuché a varios gritar aydioses con grandes esperanzas de que la mano divina los salvara.
  3. Las alarmas que compraron en mi trabajo están horribles, más que alertarnos sobre el peligro, nos espantaron más.
  4. Las escaleras resultan insuficientes para la cantidad de gente que alberga el edificio.
  5. La gente no sabe escuchar indicaciones, se nos decía que avanzáramos sin pausa pero sin sin prisa y unos iban corriendo y empujando mientras otros nomás veían como pasaba la gente.
  6. El apego emocional hacia otras personas está muy alto. Más de la mitad de las personas iban hablando por celular al tiempo que desalojaban el edificio. No entiendo la lógica, si donde está su ser querido se sintió el temblor y se cayó el edificio y lo despanzurró, una llamada no lo revive. Si nada de eso pasó, una llamada no lo alivia.
Y ya.  

___
Actualización a las 01:11 am del 21/03/12

Dice el Servicio Sismológico Nacional que el movimiento telúrico fue de magnitud de 7.9 y que el epicentro estuvo en Ometepec, Guerrero. Lee más
Leer más »

viernes, 16 de marzo de 2012

Fray Bartolomé de las Casas y los Derechos Humanos

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Hay mucha gente que dice que fray Bartolomé de las Casas es algo así como el precursor de los derechos humanos.

El surgimiento de la idea de los derechos humanos es algo relativamente reciente que, tal vez, podría rastrearse hasta el siglo XVI (forzando un poco los hechos históricos), pero creo que es más pertinente situarlos en el siglo XX. Luego entonces asegurar que es un pionero de los derechos humanos es tan anacrónico como decir que los tlaxcaltecas fueron antipatriotas por aliarse con Cortés.


Ah, cuando hablo de "forzar un poco los hechos", me refiero a ver al fraile dominico parcialmente. No niego que haya defendido arduamente a algunos indios, sobre todo en su discusión con Ginés de Sepúlveda. Pero tampoco hay que negar que a los negros no solo no los defendía, sino que incentivaba su importación a las indias, total, a ellos sí se les podía esclavizar. Entonces, defensor de derechos humanos, definitivamente no.

 * Aprovecho para decir que cree esta imagen usando Meme Generator y Pixlr.com
Leer más »

jueves, 15 de marzo de 2012

Saber más no quita lo pendejo

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

La llegada de Internet a nuestras vidas nos ha dado la posibilidad de tener un chingo de información a la mano. Al alcance de un click.

Si, por alguna razón, no recuerdo el nombre completo de un científico famoso, gugleo lo que me sé y la gran G me da la respuesta que buscaba. Si quiero más datos, entonces me remito a la enciclopedia libre.

En conversaciones casuales se lanzan datos un tanto inútiles, que solo sirven para alardear el gran conocimiento en cultura general que tiene quien los esgrime. Y esos datos que antes solían ser obtenidos de libros, encoclopedias, documentales... ahora también salen de la web.

No sé, creo que es inevitable ese contacto con una cantidad mayor de conocimiento, pero eso no conlleva precisamente a que todos seamos sabios. Porque un buen sabio debe saber hacer las preguntas correctas, no solo memorizar datos a lo bestia.

En fin, es una idea que vino a mi mente luego de postar en Facebook
no recuerdes, pregúntale a Wikipedia (o a Google)
Quedaría chido también si le cambio "recuerdes" por "pienses".

Y ya, para acabar: esto lo deberían leer los mensos esos de la SEP y los asesores de Felipe Calderón que se la pasan presumiendo que su gobierno regala no-sé-cuántas computadoras con conexión a la web para promover la educación, mientras le ponen todo el empeño a eliminar las humanidades y ciencias sociales de la educación pública. [Nomás por eso, que vayan a chingar a sus respectivas madres.]
Leer más »

martes, 13 de marzo de 2012

Comida callejera: Palenque, Chiapas

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

La ventaja y la belleza de comer comida callejera radica en que suelen ser comidas típicas, endémicas y claro, más baratas. Así que, cuando salgo de mi terruño busco comer en la calle.

Tacos de cochinita pibil
Cuando fuimos de práctica de campo a Palenque, Chiapas comí platillos bien sabrosos.

En el museo de sitio de Palenque le pedimos a uno de los trabajadores del museo que nos dijera en qué lugar comer rico, barato y callejeramente. Nos dijo que a un lado del templo católico podríamos encontrar buenas tortas, tacos y demás comidas.

Es curioso que nos haya dado como referencia el "templo católico", pero una vez que tomamos en cuenta que la población de Palenque, al igual que gran cantidad de pueblos en Chiapas, está dividida más o menos a la mitad entre católicos y protestantes, resulta de lo más obvio aclarar de qué templo se está hablando.
Torta de cochinita pibil

Llegamos al lugar, frente al templo hay una explanada pequeña en la que se estaba presentado el show de un payaso. Le dimos la vuelta al templo buscando algún local para comer, pero no encontramos ninguno abierto, ya era algo tarde. En una de las esquinas del templo había un puesto de periódicos y uno de tacos. Ahí ocupamos el par de mesas y pedimos la carta.

Entre otras cosas, ofrecía una cosa llamada quesacochi que consistía en una quesadilla con tortillas de harina, quesillo y cochinita pibil. También había tacos de cochinita pibil y tortas. En verdad eran la pura delicia. Yo me comí una torta y una quesacochi. Mismas que acompañé con una deliciosa agua fresca de guanábana.

Quesacochi
Luego de saciar el hambre fuimos a un local a unas 3 cuadras del templo católico y bebimos unos frescos y deliciosos tascalates.
Leer más »

lunes, 12 de marzo de 2012

[3añitos], Post de Esmeraldina Tz.

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Mi amiga Esmeraldina Tz. me envío su colaboración para el festejo de los 3 años de este blog. Por alguna extraña razón el envío no llegó cuando debía llegar. El caso es que ya está acá y se los dejo para que disfruten con estas letras:

...me es imposible comenzar bien. Así que me evito la intensión de un posible buen comienzo y comienzo mal:

Siempre hay algo en la vida que no termina de ser comprendido, sobre todo cuando se le nombra. Es por eso que hoy decidí dejar de nombrar las cosas en la medida de lo posible: Comenzaré una reinvención de las cosas mismas, donde no haya conceptos sino existencia pura.

Estoy mintiendo

Siempre lo hago

Es ya una adicción

(No tengo remedio)

Quiero decir, es imposible una existencia pura, sin la palabra, sin la expresión. Tan imposible es que sigo tecleando sin aparente sentido, y lo mejor: que habrá un lector para esto ¿me explico?

(¿qué podía esperarse de un mal comienzo?)

Lo intentaré de nuevo.

Hay en el hombre un exquisito placer por re-existir para doblarse y desdoblarse a través de la palabra, a través de los conceptos o expresiones que colocan espejos en nuestro camino para compartir experiencias con la otredad. El mismo placer que nos mantiene conectados, comunicados, relacionados y al mismo tiempo el que genera disputas, desacuerdos y desencuentros. Las relaciones a través de la palabra y sus pasiones han dejado de ser una necesidad y se han convertido en un placer sobre todo en un no-lugar en el que se lanzan todos los días indefinido número de ellas para flotar en total comunión con el infinito. Este no-lugar, en el que caben todas las cosas (bueno, casi todas ), es también, muchas veces una tribuna para escuchar y hacerse escuchar, interactuar con alguien más o diseñar un monólogo sin fin.

Hablo del mundo virtual, donde vertimos no sólo palabras sino toda clase de desdoblamientos y extensiones de nuestra existencia formando un caleidoscopio de flexiones y reflexiones, imágenes, sonidos, textos, música, tratados, videos, noticias, ideologías y un sinfín de acciones que construyen una “inteligencia colectiva que escribe todos los días lo que cada vez se parece más a lo que Borges imaginó en El libro de arena.

Aquí, pululamos varios desahogando este placer por re-existir, por apalabrarnos y re-inventarnos. Aquí co-existimos todos los pronombres personales. El tercero, Kazbam; a quien conozco en persona desde hace ya más de 7 años y que conocí aún más por sus desdoblamientos en este blog, al que agradezco sus espejos con los que comparte experiencias, sentires, opiniones, su honestidad, su re-existencia. Felices 3 amigo.

Me encanta leer la sonoridad de las frases que construye Esmeraldina Tz. Los invito, amables lectores, a que se den una vuelta por su blog, está bien chido: Un jardín sin etiqueta

Hartísimas gracias por tus palabras Esmeraldina Tz.
Leer más »

viernes, 9 de marzo de 2012

Pinche güero

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Estaba yo en las afueras del Centro Cultural San Ángel, sin un solo peso en los bolsillos. Estaba ahí porque esperaba a alguien que me pagaría por un trabajo de audio. Llegué algo temprano, así que me puse a leer un rato. Si mal no recuerdo, esto pasó hace ya tiempo, leía algo de Bukowski.

El tiempo pasaba y el fulano aquel no llegaba con mi dinero. Y no era viable la opción de volver hacia mi casa, porque, como dije, ya no traía ni para el pasaje del micro.

Se acercaron un par de niños, se veían como de 8 y 6 años. Eran morenos y flacos. Venían como jugando, al parecer eran hermanitos. El mayor cargaba una bolsa llena de barras de amaranto y palanquetas, mismas que me ofreció a tres pesos una o dos por cinco. Sí se me antojaron esos dulces, más porque ya llevaba bastantes horas sin comer ni un taco. Así que, cuando los niños me ofrecieron esos dulces, pues me pareció buena idea comprarles unos. Solo que, como ya les dije, no traía ni un peso. Con una expresión de culpa en el rostro les dije que no, que gracias.

Mientras se alejaron, hablando en otro idioma, volví a mi lectura. Antes de volver a sumergirme en las letras, alcancé a escuchar la voz del niño más pequeño. Simplemente dijo "pinche güero".

¿Qué pedo? Me dijo pinche güero.* Nomás porque no le compré unas palanquetas. Ah, claro, y porque soy de piel blanca. Pero pues es no tiene nada de bueno ni de malo. No tiene nada qué ver que sea blanco con que no le comprara una barra de amaranto.

Hubiera preferido que me dijera "pinche jodido" o algo así.


*Han de saber que no me gusta que me digan güero, güerito, ni nada por el estilo.
Leer más »

jueves, 8 de marzo de 2012

Promocionales del libro Es así

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam



Vi estos carteles hace algunos meses en Coyoacán.

La verdad no sé quién los puso ni para qué. ¿Alguien sabe?

___
Ya no me digan. Ya vi. Es la propaganda de un libro de Editorial Aguilar que se llama Es así. Acá está la sinopsis y acá está la cuenta en Twitter del libro.
Leer más »

Rata de dos patas

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Ok, esto raya en lo perturbador:

Fito Páez, Rata de dos patas (Álbum: Canciones para aliens)

Para quienes no tengan la dicha de conocer la versión original:


Paquita la del Barrio, Rata de dos patas

Y, pues ya que estamos en esto de las jaladas, veamos una parodia de Susan Boyle covereando a Paquita:

...

Ah, pero este hay que verlo en YouTube porque el mamón del usuario que lo subió desactivó la inserción de videos:
Susan Boyle, Rata de dos patas

La verdad, le queda de lujo a Susan el cover a doña Paca.

P. D. No, no publiqué esto pensando en el Día internacional de la mujer, es mera casualidad.
Leer más »

miércoles, 7 de marzo de 2012

Buscar 'blog' en Google México...

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

...y que la sugerencia, y todos los resultados de la primera página se refieran a El Blog del Narco, no tiene precio.


Leer más »

martes, 6 de marzo de 2012

Carteles arrancables

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

¿Ustedes han visto los carteles esos que tienen trocitos que se pueden arrancar? Esos que suelen ser así como de cursos de algo, o de viajes y así. Sí, estoy seguro que sí los han visto.

Bueno, pues yo hice unos, pero no informan sobre viajes, ni sobre lugares para rellenar tóneres ni nada por el estilo.

Mi idea era hacer algo divertido, así que basado en esos carteles arrancables tomé unas cuantas hojas de reuso (no gasté hojas limpias, no me vayan a linchas los jipis ecologistas) y les puse un dibujo y una pregunta a cada uno, y en el trozo arrancable les puse la palabra "Sí".

El viernes pasado los pegué en mi escuela y ayer revisé el estado de mis carteles.

Les pongo aquí las fotos del antes y el después:

 
 

Como pueden ver, algunos fueron arrancados por completo, otros fueron cubiertos por algún otro cartel. Pero fue chido notar que algunas personas sí arrancaron el trozo ofrecido en los carteles. Sería bueno que quienes vieron y arrancaron esos carteles me dijeran qué les pareció la idea, pero no sé si leen este blog. (Bueno, por lo menos pude presenciar como P y M* quitaron un trozo de cartel con una sonrisota de oreja a oreja.)

Tal vez luego hago otros más.

* Solo sus iniciales para respetar su identidad (secreta).
Leer más »

Legisladores mexicanos aprueban ley de geolocalización de celulares

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Pinches diputados mexicanos, con 315 votos a favor, 6 en contra y 7 abstenciones aprobaron una ley de geolocalización de celulares. Antes ya la habían aprobado los senadores.

Esta ley pretende que
"tratándose de investigaciones en materia de delincuencia organizada, delitos contra la salud, secuestro, extorsión o amenazas, la Procuraduría General de la República o los servidores públicos en quienes delegue la facultad, solicitarán por oficio o medios electrónicos a los concesionarios o permisionarios del servicio de telecomunicaciones la localización geográfica, en tiempo real, de los equipos de comunicación móvil asociados a una línea que se encuentren relacionados."
Con este dictamen también se elimina el mal afamado RENAUT. Esto me parece bueno.

Pero el problema es que, conociendo a las autoridades mexicanas, es altamente probable que también se use esta ley para atentar contra los derechos humanos, y creo que se van a ir principalmente contra los luchadores sociales.

Estas modificaciones a la ley ya están en fila para que él ejecutivo las apruebe. O sea, ya valió madres.

Fuentes:

http://focoprendido.mx/10466/ley-de-geolocalizacion-de-celulares-es-aprobada-en-mexico
http://sitl.diputados.gob.mx/LXI_leg/dictameneslxi_ld.php?tipot=&pert=0&init=2729
http://prd.senado.gob.mx/cs/informacion.php?id_sistema_informacion=7105

*Consultadas el 06/03/2012 - 11:20 hrs.
Leer más »

lunes, 5 de marzo de 2012

Me gustan los panteones

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Me gustan los panteones. No me gusta la gente viva que va a los panteones, porque suelen ir nomás de malvibrosos a hacer sentir mal a los muertos por ya no estar entre la banda.

Me gustan los panteones porque son espacios llenos de paz. Me gusta ir a caminar por sus pasillos, me gusta ir a leer, me gusta simplemente estar.

Creo que por todo eso me pareció sumamente hermoso el panteón que vi en San Juan Chamula:


Así, bonito, tranquilo. Tan tranquilo que no necesita muros para guardar la paz propia de los cementerios.

Si cambio de opinión y opto por ser sepultado, espero que mis restos sean depositados en un panteón como ese de los chamulas.
Leer más »

domingo, 4 de marzo de 2012

[3añitos], En dos ruedas y tacones, post de Esquina Tijuana

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Uno de los blogs que más disfruto al leer es, sin duda, Esquina Tijuana. Su forma de contar historias, de emitir opiniones o simplemente de contar algo, cualquier algo, es estupenda. Por eso me siento muy contento de poder poner en este mi blog un texto de Esquina Tijuana:

En dos ruedas y tacones

Lo leí en twitter y pronto despertó mi interés. Era la 'Rodada de altura', un paseo ciclista exclusivo para mujeres, con la particularidad de que éstas debían ir en tacones. Busqué información en redes sociales para conocer los detalles del recorrido pero no tuve éxito, lo más que logré fue me confirmaran: "la salida es en la Diana Cazadora a las 10 de la mañana, sábado 3 de marzo. Lo organiza Ladies Ride". La noche anterior al paseo, aún con la incertidumbre del evento en Tijuana (la convocatoria fue para más de una decena de ciudades de México y América Latina), me hidraté y alimenté como cualquier viernes: cervezas, hamburguesa y pizza. Fue un viernes más de qué-me-importa y me dormí como a las dos de la mañana. Nada fresca desperté a eso de las 8:30, pidiéndole a mi bato echara aire a mi bici mientras yo me ataviaba para la ocasión: camisita rosa de tirantes, microshort, cachucha de amplia visera, medias a la rodilla y mis botines de 8 centímetros de tacón. Al llegar a la glorieta de la Diana Cazadora vi reunidas unas 30 mujeres con sus lindas bicicletas, así que me apuré a sumarme al conglomerado con mi bici que también es muy mona: rosa con lila.

Las ciclistas iban con vestidos floreados, tacones de plataforma, lentes oscuros, tocados florales en el pelo, labios rojos, sombreritos coquetos con ala de ruffle. Las bicicletas también tenían flores, listones, canastillas al frente o en la retaguardia, llantas de colores pasteles y (algunas) moñitos rosados, de esos que conmemoran la lucha contra el cáncer de mama. Nos tomamos unas fotos en la glorieta, bajo la escultura de la escultural Diana, y custodiadas por policías motorizados empezamos a pedalear.

Anduvimos todo el Paseo Centenario hasta su final y pronto me ubiqué en el grupo de 'las últimas'. Apenas estábamos por subir el puente que conduce al Paseo de los Héroes cuando escuchamos –al menos las que íbamos atrás– nuestra primera vociferación proveniente de un automovilista: una mujer se desgarró en gritar "¡vete a la verga, pinche vieja!" (elegante pues). Las que escuchamos nos volteamos a ver preguntándonos "¿qué le pasa?" y seguimos con optimismo por la avenida, rodeando la glorieta de Ignacio Zaragoza, la de Abraham Lincoln, la del Cuauhtémoc y la de las 'Tijeras' (el sincretismo fronterizo hace que Tijuana tenga los monumentos más impensables).

Si bien mi cuerpo no se sentía cansado, ya la sed me hacía parecer perro sacando la cabeza por la ventana de un carro. Empecé a lamentar el desvelo, sin duda, mas no detuve mi andar por no parecer una debilucha, digo, había mujeres con sobrepeso y otras de cabellos blancos mucho más veloces que yo, mi juventud y mis 48 kilos. Continuamos pedaleando hacia el Centro, por la Calle Tercera, luego dimos vuelta en la Madero para subir a la Revolución (la calle turística) por el andador México (muy usado por los que vienen del otro lado). Ahí los comentarios de los locatarios –puro dicharachero jalador– se pusieron un tanto lascivos: "uy, esa de rojo…", "qué bonitas se ven enseñando pierna", "si quieren las acompaño", "m'ija" y el clásico "holaaa" quedito y perverso. Yo no tenía demasiadas fuerzas como para responderles, así que dejé la indignación de lado y seguí guardando mi aliento para no claudicar en la hazaña de recorrer Tijuana en bicicleta.

Sobre la Revu la cosa se puso más folklórica: turistas japoneses sacaban sus megacamarones Canon-Nikon-Minolta con lente gran angular, videocámaras HD y todos los iPod-iPhone-BlackBerry último modelo para capturar nuestro paseo. Lo chistoso es que creo salí en todas las fotos a pesar de ser la menos deportista del grupo, porque al ver el contingente ciclista la gente empezaba a sacar sus dispositivos y para cuando hacían clic ya sólo quedábamos las últimas, que frente a la lente recobrábamos el estilo. Dimos una vuelta a la Calle Sexta y sobre la Constitución subimos nuevamente por la Calle Tercera, que concentra el mayor flujo de taxis, camiones y personas. Los transeúntes y comerciantes nos apuntaban con sus celulares; unos nos alentaron con aplausos y vitoreos, y otros de plano se pusieron muy infames, hombres particularmente. Hubo los que nos gritaron "¡gordas!", pero el que me resultó más grosero fue un señor que desde la otra acera se esforzó en clamar "¡váyanse a lavar los trastes!". El tipo caminaba con su mujer de la mano, ambos de cabello cano, ella con la vista al piso. Triste escena.

Llegamos al Parque Teniente Guerrero y yo de plano ya tenía la lengua de fuera. Las cámaras del noticiero local nos hicieron algunas tomas y al darle la vuelta al parque el reportero nos detuvo para dialogar con las organizadoras, las cuales llenas de vitalidad a sus cuarentaytantos todavía tenían pulmones para corear "¡Que sólo nos detengan los frenos de la bici!". A esas alturas las que íbamos siempre al final (básicamente tres entaconadas) habíamos hecho una alianza que consistía en esperar a la que se retrasara y compartir el agua.

Bajamos por la Calle Cuarta otra vez hacia la Revu, pedaleando hasta donde se acaba la avenida y se convierte en Bulevar Agua Caliente. Los clientes de algunos restoranes nos saludaron desde sus mesas, pese a que muchas ya habíamos perdido toda gracia: caras enrojecidas, sudores en las ropas, cabellos de estropajo, ojos desorbitados. O tal vez era sólo yo. Cerca de Las Torres me tragué un mosquito, y algunas compañeras empezaban a preguntarme "¿cómo andas?" (debí verme realmente mal). Animosa pero sin fuerzas respondía "bien, pero prefiero las bajaditas". Retornamos por el Monumento al Libro (frente al club campestre), seguimos sobre el Bulevar Salinas y doblamos en la Abelarlo L. Rodríguez, donde volvimos a dar una vuelta a la glorieta de Zaragoza para retomar el Paseo de los Héroes.

Al finalizar la Plaza Río, a las ciclistas que guiaban el recorrido se les ocurrió subir el puente Independencia, que para mi-casi-nula-energía equivalía a escalar el Everest… en bicicleta. Pedaleé apenas unos 50 metros cuando decidí tirar la toalla: me bajé de la bici, con las piernas haciéndoseme como un par de fideos, y empecé a caminar la pendiente en dirección al grupo, del cual no veía rastro alguno. A punto estaba de llamar a mi bato para que me recogiera en el puente (inspirada por el agotamiento y la vergüenza ante los que se me quedaban viendo), cuando de pronto un policía en su moto se puso a mi lado y comenzó a darme una charla motivacional: "ándele m'ija, súbase a la bici y métale los cambios, verá, deje la cadena de atrás como está, cámbiele de enfrente para que no se canse, ande, si esas bicis tienen como 21 cambios". ¡¿Qué?! Yo en mi bicicleta de montaña con seis estrellas para menguar el esfuerzo y a lo largo de esas tres horas bajo el sol del mediodía jamás se me ocurrió meterle los cambios. Con razón sentía que pedaleaba lo doble que las demás. Me subí, cambié la velocidad al siete y sentí que Vangelics tocaba sólo para mí el tema de 'Carros de fuego'. Sublime momento: con el poli dándome ánimos y –al bajar el puente, en la glorieta Hidalgo– mis dos comadres de recorrido esperándome para aventarnos juntas el tramo final, otra vez hasta las nalgotas de la Diana Cazadora. Enorme nuestra proeza (de ¡20 kilómetros!), de la cual espero algún día canten los trovadores. La experiencia seguro me hará pensarlo dos veces a la próxima convocatoria, mas no por haber sido la última en llegar ni por el cansancio ni los desfiguros ni las ofensas, nada de eso: por el tremendo dolor de cola que todavía me hace recordar cada grieta del pavimento.

Me pareció genial, tanto la crónica como el suceso. Si les latio la prosa de Esquina Tijuana, pueden leer más en su blog: http://esquinatijuana.blogspot.com/ y seguirla en Twiter: http://twitter.com/melinamao.

¡¡¡Gracias por tus palabras E. T.!!!
Leer más »

viernes, 2 de marzo de 2012

Para cuando me muera

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Cuando me muera en la vida real, es decir, cuando Carlos Salvador Basaldúa Mendoza haya muerto, ¿qué pasara con Kazbam?, ¿qué pasará con mi alter ego internetero?

No, no me gustaría que mi cuenta del Facebook siguiera activa y le lleguen solicitudes de amistad ya estando yo muerto. Luego van a decir que soy un mamón que no contesta nada, pinche cotizado. O que me anden arrobando en el Twitter y nada que contesta el 'ulero del Kazbam, ha de creer que es twitstar.

Así que ya tomé una decisión al respecto. Cuando yo, el humano detrás de este blog, haya muerto, un amigo mío tiene la responsabilidad de cerrar mis cuentas, y me vale madres que él no sepa usar redes sociales. Incluso estoy pensando en preparar un mensaje, escrito o grabado, de despedida. Algo así como mi testamento virtual. En cuanto lo tenga, se lo mando a mi amigo con unas cuantas instrucciones para que sepa qué hacer con él.

Por cierto, existe una aplicación para Facebook que se encarga de avisar que el usuario ha chupado faros. Se llama If I Die. La instalas, grabas o escribes tu último mensaje y, acá la parte que lo hace funcionar, eliges tres amigos que tendrán que avisar a la aplicación que efectivamente estás frío. Me pregunto si algún forever alone podría usar esta aplicación.

Como sea, yo prefiero confiar en una sola persona. Solo espero no morir después que él o ya valió madres.



Plus: Cuando le mandé mis contraseñas a mi amigo, esto fue lo que me respondió:

Mi amigo: O sea, ¿te urge?
Yo: ¿Qué cosa?, ¿morir? No.
Mi amigo: Que borre eso. (Silencio.) Ah, pa' cuando mueras.
Yo: Ah, pero si serás pendejo. Y tú en chinga borrando mis cuentas... Jajaja.
Mi amigo: Sí, sí.
Yo: No mames.
Mi amigo: Dije: ¿qué no lo puede hacer llegando a su casa?
Leer más »

jueves, 1 de marzo de 2012

Estúpidas Letras 26

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

En una casa de Iztapalapa.

En la página web del Foro Shakespeare.

En la iglesia de San Francisco. Iguala, Guerrero.

En una calle de la colonia Huichapan.

En una mampara de mi lugar de trabajo.
Leer más »

Patofobia

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam


Fobia a las fotos con pose de duckface.



Ya en serio, acà digo qué es la patofobia.
Leer más »