jueves, 28 de febrero de 2013

Kazbam al aire - 05 Bullying y otras yerbas

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam



Kazbam al aire - 05 Bullying y otras yerbas
Transmitido: 27 de febrero de 2013
Tema: Verbalización, Anglicismos, Bullying, La Retirada (comercial), Trolling.


Tracklist:
01 las cuatro y diez, Luis Eduardo Auté *
02 chinga tu madre, Molotov *
03 policy of truth, St. Petersburg Ska Jazz Review
04 amoul solo, La Chango Family *
05 aromeñita, Raymi Bolivia
06 mama africa, Chico Cesar *
07 vamos a brincar, Los Patita de Perro

* Peticiones de la banda.
Leer más »

miércoles, 27 de febrero de 2013

No sería problema

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Mi proceso creativo es más o menos así: pienso una idea, de esta formulo una historia, a esta historia le doy muchas vueltas mentalmente hasta que me parece una historia completa. Luego entonces me dispongo a escribir. Por lo regular escribo todo de una sola vez. Son pocos los textos que dejo inconclusos. A veces hago una pausa estratégica, repienso el desenlace y vuelvo a escribir.

El caso es que me di cuenta de que parece ser que no soy capaz de escribir historias de más de diez cuartillas (usando Times New Roman a 12 puntos e interlineado sencillo). Tengo mis hipótesis para explicar este asunto.

1) Me encanta el cuento, es un género literario estupendo. Y me encanta narrarlo en voz alta. Por lo tanto una historia larga no sería muy práctica.

2) No me gusta dar rodeos innecesarios. A veces para explicar algo no hacen falta tantos ejemplos y aun así hay quienes atiborran al lector con palabras sobrantes. Busco evitar eso.

3) Creo que ya me acostumbré al tipo de escritura que practico en mi blog. Para escribir aquí me impuse yo mismo la regla de no redactar textos de más de una o dos cuartillas. Esto fue con la intención de no desalentar la lectura de mi blog. En caso de tener que escribir un texto largo he optado por dividirlo en entregas.

De estos tres motivos puedo suponer que el tercero es el que más ha influenciado mi estilo de escritura. El problema es que no se me ocurre cómo evitar esto de escribir brevemente.

Ah, y esto no sería problema si en la escuela no me pidieran trabajos con extensión mínima.
Leer más »

lunes, 25 de febrero de 2013

Las telenovelas mexicanas, su carácter mítico y su poder catártico

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Cierto es que siempre he dicho que las telenovelas que producen Televisa y TV Azteca son copias de la copia de la copia de una primigenia telenovela que les sirvió una vez y que decidieron explotar ese molde hasta el hartazgo. Y a pesar de que ver una telenovela es lo mismo que ver todas, al público le sigue gustando invertir tiempo en seguir el desarrollo de estas historias. ¿Por qué será?

Considero que las historias que se narran en las telenovelas pueden ser equiparadas con una narración mítica. A grosso modo en una historia de estas siempre existe un héroe o heroína, una adversidad que sortear y un final aleccionador y que sirve para explicar algo. En las telenovelas también encontramos estos elementos, es por eso que creo conveniente equipararlas con narraciones míticas, contemporáneas sí, pero míticas a fin de cuentas.

El contar/representar y escuchar/observar un mito crea una catarsis en el espectador. La catarsis es la experiencia mediante la cual un espectador puede purificarse, liberarse de las tensiones a través de una cierta identificación con el relato narrado o con el héroe mítico. Cuando el espectador ve realizadas sus aspiraciones, o sus bajas pasiones, en la narración/representación, se libera de éstas sin la necesidad de pasar por las pruebas o tormentos que experimente el personaje.

Dice Rollo May, psicólogo, hablando del mito clásico de Fausto1, que:
La experiencia catártica del mito nos libera de nuestra necesidad de hacer lo que hace Fausto. Él lo hace por nosotros. […] Fausto en el drama tiene un poder mítico sobre la gente que lo contempla. Lo hace por ellos, y su acto borra su deseo de hacerlo. Esto sugiere la existencia de una comunidad y de un poder comunicativo en el mito.2
Es por esto que las historias narradas en las telenovelas son tan exitosas. Por lo regular el héroe o la heroína de estas historias es un sujeto extraído de un estrato social bajo, con el que la mayoría de la población se puede identificar. Atraviesa una serie de pruebas y libra varios obstáculos que dentro de la trama son verosímiles y que poco a poco va mostrando la pureza de sus deseos y pasiones. El espectador no solo se encariña con el héroe/heroína, sino que se identifica con este personaje, se ve a sí mismo/a en la pantalla.

Quizá el/la televidente, inmerso en una realidad hostil en la que hay que pagar impuestos, lidiar con el tráfico, estirar el salario lo más que sea posible, etcétera, necesita una especie de válvula de escape que le permita evadir siquiera por una hora al día la realidad en la que vive. Y es quizá esa necesidad la que se cubre al consumir las telenovelas, llenas de vidas complicadas, pero ejemplares, de historias de adversidades, pero donde al final siempre se consigue alcanzar la felicidad. Donde por más malvado que sea el villano, siempre triunfa el bien.

1 Se refiere a la obra teatral de Johann Wolfgang von Goethe.
2 Rollo May, La necesidad del mito: la influencia de los modelos culturales en el mundo contemporáneo, Barcelona, Paidós, 1992.
Leer más »

viernes, 22 de febrero de 2013

Caballerosidad, violencia y género

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

La caballerosidad legitima la violencia entre los hombres y de los hombres hacia las mujeres.

Hubo una época bella y hermosa en la que la gente le tenía miedo a la naturaleza ya que en ella moraba el diablo, la iglesia poseía todo el poder y todo el conocimiento y Dios era el centro del universo y de la vida. Hoy la conocemos como Edad Media.

En ese tiempo la sociedad estaba dividida básicamente en tres estamentos, los oratores (los religiosos), los laboratores (los trabajadores) y los bellatores (los guerreros). La guerra se hacía muy diferente a lo que hoy se practica. Existían enfrentamientos cuerpo a cuerpo en los que la habilidad en el manejo de las armas y del caballo así como la fuerza del guerrero eran puestas a prueba. Por cierto, y por si no lo sabían, del hecho de guerrear montados en un caballo surgió la palabra caballero. Y las prácticas propias del caballero son lo que conocemos como caballerosidad.

Ahora bien, en ese entonces se le tenía no sé si miedo o respeto al catolicismo, pero lo que sí sé es que, por ejemplo, cuando un guerrero mataba a otro hacía un ritual en el que le pedía a Dios que el caballero muerto estuviera en su santa gloria y cosas así. Luego entonces podemos pensar que el quinto mandamiento era sumamente respetado. Pero aun así acontecían muertes por espada. ¿Cómo es eso?

Bueno, el honor jugó un papel importantísimo aquí. Un caballero no podía dejar pasar la oportunidad de cubrirse de gloria y enaltecer su honor. Y esas oportunidades se daban tanto en batalla como en los torneos (que, dicho sea de paso, moría más gente en los torneos que en las batallas). Finalmente lo que se buscaba no era matar al contrincante sino encumbrar, y en algunos casos defender el honor. En otras palabras, el honor legitimaba el uso de la violencia entre varones, entre iguales.

Entre las prácticas propias de los caballeros el cortejo y la cortesía son de las más visibles ya que sobreviven hasta nuestros días. En el amor cortés, entre otras cosas, existe una suerte de vasallaje al que se somete el enamorado ante su amada, quien sería algo así como la señora feudal. Es un amor que le profesa el hombre a la mujer y ésta suele ser distante o tal vez inalcanzable. La mujer es entonces objeto de deseo y su participación en la relación amorosa es más bien pasiva. El hombre compite con otros hombres por el amor de la dama, misma que podría equipararse con un trofeo. Entonces, en pos del amor a la mujer se le niega toda capacidad de agencia, se convierte en un objeto y deja de ser sujeto.

Los caballeros desaparecieron del escenario bélico cuando las técnicas de la guerra comenzaron a necesitar mayor movilidad. Cuando el combate cuerpo a cuerpo fue sustituido por los arqueros. Pero la caballerosidad, el amor cortés y las prácticas de violencia entre hombres (desde peleas callejeras por defender el barrio, obtener venganza, ganar el favor de una chava, etc.) y de los hombres hacia las mujeres (la caballerosidad todavía es bien vista) aun permanecen.
Leer más »

jueves, 21 de febrero de 2013

Kazbam al aire - 04 Piratería

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam


Kazbam al aire - 04 Piratería
Transmitido: 20 de febrero de 2013
Tema: Piratería


Tracklist:
01 me quedo contigo (si me das a elegir), Manu Chao *
02 she don't love me, CQMD *
03 la fiesta, Amparanoia *
04 beyond, Rude Rich and The High Notes *
05 una de pioneros, El Emsí Burrón con SoulMan
06 piratéalos, Sin Dios
07 los piratas, Los Auténticos Decadentes

* Canciones solicitadas por el público, o sea peticiones.
Leer más »

miércoles, 20 de febrero de 2013

Prefiero la practicidad

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Típico. Entro al ascensor y junto a la puerta hay un sujeto y hasta el fondo un par de sujetas. Saludo. Descubro que los cuatro bajaremos en el mismo piso. Al llegar se abren las puertas y el sujeto que está junto a la puerta se repliega contra el muro del ascensor y deja que salgan primero las sujetas que estaban hasta el fondo. Después sale él.

Se supone que esto lo hace por caballerosidad o algo por el estilo.

Yo no hago eso. Yo prefiero la practicidad. Cuando se abre la puerta, y si estoy justo al lado de ésta, soy el primero en salir valiéndome madre que haya sujetos o sujetas. O que me vean feo por no ceder el paso a las sujetas.

La verdad, qué hueva me dan esas prácticas.
Leer más »

lunes, 18 de febrero de 2013

¿Qué chingados es este emoticono de Facebook?

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Amigos/as, no puedo dormir, hay un misterio que me quita el sueño. Espero que ustedes, queridos lectores, puedan ayudarme a resolver tal misterio.

¿Qué chingados es este emoticono de Facebook?


Es la cosa que sale al escribir esto en el chat: :v

Gracias por su colaboración.
Leer más »

domingo, 17 de febrero de 2013

Alguien debería hacer una tesis sobre el Gangnam Style

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

En serio, alguien debería hacer una tesis sobre el Gangnam Style.

Lejos de la mamada que es esa canción, ha generado muchísimas emociones y cosas raras a lo largo del globo. Existen chingomil reversiones de la canción y del video, infinidad de GIFs, varios famosos han aprendido el baile del caballito. Venden el audio para celulares y ponerlo de ringtone (he de presumir que yo lo traía de tono para mis mensajes antes de que fuera famoso... -¡hípster!-).

Y nomás por eso estaría interesante que alguien analizara ese fenómeno, algún/a psicólogo/a, sociólogo/a, antropólogo/a, musicólogo/a, comunicólogo/a o algo por el estilo.

Me avisan si hay algún/a valiente que se anime.

Ah, les pongo algo de lo que he visto, por si ocupan:

















Animal político: Primera presidente de Corea del Sur asume cargo al ritmo de Gangnam style
Leer más »

viernes, 15 de febrero de 2013

"Me dejaste abrazado de un poste"

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Ustedes no están para saberlo, pero de todos modos les voy a contar:

Con la banda de la chamba fuimos a festejar el cumpleaños de un compañero a un restaurante de mariscos que está por el Parque Delta. La comida está buena, el servicio estuvo de la chingada.

Pero lo divertido fue que llegaron unos músicos a cantar y de repente como que reconocimos una voz. Era el mismísimo Lorenzo de Monteclaro cantando. Él no iba con los músicos, era un comensal más y se aventó un palomazo.

Para quienes no sepan quén es Lorenzo de Monteclaro, les dejo su one hit wonder. Que fue la que cantó, por cierto.

Leer más »

jueves, 14 de febrero de 2013

Kazbam al aire - 03 Misceláneo

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam


Kazbam al aire - 03 Misceláneo
Transmitido: 13-14 de febrero de 2013
Tema: Antitaurino, Amor romántico, San Valentín

Tracklist:
01 desconocida antitaurina
02 toro y torero, Los Victorios
03 idilio de amor, Willy Colón y Óscar de León
04 borracho de la vida, The Kluba
05 el amor, Triciclo Circus Band
06 perfume de gardenias, Wisecräcker
07 no corro no grito no empujo, Triciclo Circus Band
08 somos, Corcobado y Cría Cuervos
09 cómo te voy a olvidar, Los Ángeles Azules
10 por qué te vas, Wisecräcker
Leer más »

martes, 12 de febrero de 2013

La siesta camionera

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

De esto hace ya bastantes años (8 o 10 tal vez), cuando aún no existía COPESA y operaban los microbuses en la ruta Canal de Chalco-Tacubaya-Cuatro Caminos.

Era temprano, más o menos las ocho de la mañana. Estaba en Tacubaya en la fila para abordar el microbús de la mencionada ruta. Como iba algo desvelado me propuse dormir en el camino, total, yo bajaría hasta la Zona de Hospitales, a unos 22 kilómetros más o menos.

Subí al microbús y pagué mi pasaje al conductor. Me procuré un asiento junto a la ventana que no sería atacada por los rayos solares y me acurruqué en el vidrio. Pronto me entregué a los brazos de Morfeo, incluso antes de que la unidad ingresara al Periférico. Y así recorrí el trayecto, felizmente dormido.

He de confesar que en esos tiempos no era común que recorriera el tramo de la ruta que va de Hospitales al Canal de Chalco, así que esa zona era desconocida para mí.

No desperté de mi siesta camionera, fui despertado por el chofer:
–Ey, chavo, ya llegamos.
–¿Ya llegamos?– aun soñoliento –¿a dónde llegamos?
–Pues a la base, Canal de Chalco. ¿A dónde ibas?
–Ah no mames– visiblemente asustado –me tenía que bajar en Tlalpan.
–No chavo, sí te queda re lejos eh.
–Chale y ya no traigo varo.
Y sí, en efecto ya no traía varo. En ese momento pasaron por mi mente varios recuerdos: la pizza de la noche anterior, también el tequila y su respectiva Fresca, el taxi que usamos para llegar al lugar donde pernoctaríamos, el desayuno de la mañana siguiente (esa misma mañana) consistente en una guajolota verde y un atole de fresa. Por más que buscaba entre mis bolsas no aparecía ninguna moneda.
–¿En serio no traes varo chavo?– me dijo el chofer del micro, tal vez me vio demasiado preocupado.
–Neta, en serio no traigo nada.
–A ver, ven, vamos a ver si te hacen el paro.
Caminamos al lugar de donde partiría el siguiente microbús de vuelta a Tacubaya y este chofer se acercó a hablar con el otro chofer.
–Llévate a este chavo de regreso, iba a Tlalpan y se quedó dormido.
–¿Así nomás?
–Sí wey, haz paro, ya no trae lana el wey.
–Órale, va. Que no se hable mal de la banda.
Agradecí al primer chofer y me subí al microbús que partiría. Apenas puse un pie en el primer escalón, escuché la voz de este otro chofer de este otro microbús.
–Ey, chavo, siéntate acá en este asiento– señalaba el que estaba justo atrás del conductor –acá yo me encargo de ver que no te quedes jetón otra vez.
Moraleja: No se queden dormidos en el transporte público porque se les pasa su bajada... (Chale, ¿qué pedo con mi moraleja?)
Leer más »

lunes, 11 de febrero de 2013

Vicios solidarios

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

I. En cierta ocasión estaba sin monedas suficientes, quizá con algo de dinero en la billetera, pero no con la morralla necesaria para subirme a un microbús. Y entonces miré mi mano y noté que solo me hacía falta un peso para tomar el transporte público. Luego me asomé a mi bolsillo y encontré un boleto del metro, sobrante. Entonces supuse que podría revender ese boleto a cambio de un solo peso para subirme al microbús. Lo ofrecí a la gente que se acercaba a la entrada del metro pero a nadie le interesó, ni porque lo remataba a solo el 33% de su costo comercial.

II. Hace ya algún tiempo fui con R y M* a una feria de la cerveza en Tulyehualco que más bien parecía fiesta de XV años. Había buenas chelas, hay que decirlo. En un momento se nos antojó un cigarro, pero ninguno llevaba consigo. Al lado de nosotros había un grupo de amigos que fumaba. R y yo nos acercamos y se dio una conversación más o menos así:
–Oye, ¿nos vendes un cigarro?
–No, ¿cómo crees? Tómalo sin broncas.
–Gracias– tomé el cigarro.
–¿Nada más uno para los dos?
–Somos tres, ahorita viene el otro wey.
–Toma los tres.
–Va, ¿cuánto te debemos?
–Nada, es de compas.
III. A la hora de comprar cerveza para la banda, es común que alguien (afortunadamente entre mis amigos no siempre es el mismo alguien, eso sería muy incómodo) no pueda cooperar. Entonces también es común que por consenso general ese alguien pueda beber exento de la cooperación. Normalmente se "empareja" a la siguiente. (¡Sistema de dones!)

IV. Deambulaba por las calles del centro y traía entre mis dedos el último cigarro Delicado de mi otrora abundante cajetilla. Pero no traía con qué encenderlo. Caminando hacia donde yo estaba venía un señor de unas cinco décadas de edad, venía fumando. Me acerqué a él y le pedí prestado su cigarro para encender el mío. Me hizo una seña para que esperara, sacó de su bolsillo un encendedor y de la manera más atenta me ayudó a prender mi tabaco.

¿Cómo ven? ¿Por qué la gente a la que le ofrecí un boleto del metro a cambio de un peso no me hizo caso? ¿Por qué sí nos fueron regalados tres cigarros? ¿Por qué se tolera que alguien beba sin cooperar? ¿Por qué se enciende amablemente el cigarro de un desconocido? ¿Por qué el consumo de alcohol y tabaco despierta de este modo la solidaridad?
Leer más »

viernes, 8 de febrero de 2013

Hola, soy Salvador

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Hola, soy Salvador.

Estudié en el CCH-Sur. Al salir quise estudiar antropología, pero preferí usar mi pase reglamentario de la UNAM y entré la Facultad de Filosofía y Letras a la carrera de Estudios Latinoamericanos. No la terminé porque ya no me gustó.

Me acerqué a la ENAH porque quería estudiar Antropología Social. Un amigo me prestó la guía para el examen y me platicó de la carrera de Etnohistoria y en el curso propedéutico terminé de convencerme.
Para el próximo inicio de semestre les voy a mandar el link de este post a mis profesores, a ver si me ahorran el choro público.
Leer más »

miércoles, 6 de febrero de 2013

Camino al trabajo

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Camino al trabajo hubo mucho tráfico, más de lo normal. La razón es que en un cruce hubo un accidente. Eso fue lo que escuché por la radio del taxi en el que iba.

Cuando pasamos por el lugar del percance alcancé a ver que en el suelo había un cuerpo tendido y cubierto con una manta blanca. A sus pies tenía una veladora. Se alcanzaba a asomar un poco del cabello. Y cerca de la cabeza había un charco considerable de sangre.

La zona estaba acordonada y un montón de mirones "adornaban" el perímetro. Un autobús de pasajeros estaba estacionado, como vigilando. Un par de policías usaban sus radios.

Me deprimí. Ese es el cadáver de un desconocido y aun así me deprimí.
Leer más »

domingo, 3 de febrero de 2013

Sabiduría materna

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Era sábado ya y pretendía dormir para estar al cien en la función de las seis. En mis sueños sentí una enorme necesidad de tirarme un pedo y estuve a punto de hacerlo, pero algo así como mi sentido arácnido me dijo que no lo hiciera, que mejor me fuera al baño. Así lo hice y pude percatarme de que algo le había caído mal a mi estómago. En efecto: tenía diarrea.

Volví a la cama con la esperanza de que fuera algo leve, pasajero. Pero esa maldita diarrea me tuvo yendo al excusado cada quince o cinco minutos desde las dos de la mañana hasta el mediodía. Bueno, como desde las 9 ya iba al sanitario cada treinta minutos.

Le comenté a mi madre y me dijo que me tomara unas pastillas que se llaman Lomotil. (Aclaro que este no es un post pagado.) Me tomé una pastilla y me preparé para salir de casa, seis horas después me tomé la segunda dosis.

Pasó todo el resto del sábado sin ningún problema sanitario. Desperté el domingo y sin necesidad de ir al baño. Total, que pasaron poco más de 36 horas para volver a entrar en un baño. Y déjenme decirles que al volver, la diarrea ya no estaba. Así es, al fin pude cagar como Dios manda.

P.D.: OK, lo sé, este post estuvo muy mierda. Espero que no vuelva a suceder.
Leer más »

viernes, 1 de febrero de 2013

"La Retirada" en el 3er Festival de Teatro Independiente. Entrada libre

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

* Tenga la bondad de leer el siguiente texto con la tonada con que ofrecen sus mercancías los vagoneros del metro de la Ciudad de México.

Sí mire damita, caballero. En esta ocasión la compañía de teatro Ondina Cabaret pone al alcance de sus manos la obra de teatro "La Retirada". Ya que le contiene lo que viene siendo la memoria histórica, la sátira política, la cantada y la rapeada en vivo y hasta la multimedia.

Y por esta ocasión no pague su precio comercial de 150 pesos por persona. No pague su promoción de solo el 50 por ciento para estudiantes. En esta ocasión Ondina Cabaret, en contubernio con el 3er Festival de Teatro Independiente, trae hasta usted la obra de teatro "La Retirada" por la módica cantidad de nada más y nada menos que 0 pesos. Así es damita, caballero, escuchó usted bien, por esta ocasión podrá usted presenciar la obra de teatro cabaret "La Retirada" totalmente gratis.

Llévese la oferta, la promoción. Únicamente válida en la función de este sábado 2 de febrero a las 6 de la tarde. En las instalaciones del Centro Cultural Carranza.

No deje pasar la oportunidad damita, caballero.

Leer más »