viernes, 8 de noviembre de 2013

La breve vida del Tahuantinsuyo*

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

* Comentarios sobre: Conrad Geoffrey W. y Arthur A. Demarest, "La expansión imperial inca", en Religión e imperio. Dinámica del expansionismo azteca e inca, Ed. Alianza, España, 1988

¿Cómo los incas lograron tener "un imperio que medía más de 4.300 kilómetros de una punta a otra" en un lapso de tiempo más pequeño que un siglo? Y, lo que me parece aún más interesante, ¿cómo es que este inmenso dominio se desmorona en tan poco tiempo? Estas parecen ser las preguntas que motivan a Conrad y Demarest en el capítulo titulado "La expansión imperial inca".

El éxito del modelo expansionista es explicado en función de un elemento cultural que los incas toman de Chimor, se trata de la herencia partida. Ésta a su vez se fundamenta en los derechos de propiedad de los muertos. A grandes rasgos se explica así: al morir el gobernante, su sucesor solo hereda el título mas no las propiedades, ni la tierra, ni la riqueza. Así, el sucesor del gobernante muerto se debe hacer de sus propias tierras, su propia riqueza. De esta manera es necesario controlar nuevas tierras para generar riqueza y para ejercer el poder, ya que, basándose en el principio de reciprocidad, quienes trabajaban para el aparato estatal debían recibir algún beneficio a cambio. Parte de las nuevas tierras serán conservadas por el sucesor al morir. Es más complicado de cómo lo estoy planteando.

Sin embargo, este mismo sistema de herencia partida propició que el Tahuantinsuyo colapsara al no estar en posibilidad de anexar nuevas tierras a sus dominios y al no ejercer un control efectivo por las enormes distancias y las limitaciones en la comunicación, entre otros aspectos, como el vacío de poder que se vive a la muerte de Huayna Cápac.

El texto de Conrad y Demarest es esclarecedor en cuanto a los motivos que propiciaron que en un pequeño periodo de tiempo, menos de cien años, las fronteras del Tahuantinsuyo se abrieran de tal forma. Nos lleva de la mano para poder comprender de una manera lógica por qué unos "pocos cientos de aventureros españoles" lograron someter a un territorio tan inmenso. En cierto modo, estos españoles llegaron al Tahuantinsuyo justo en el momento adecuado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, serán respondidos a la brevedad. Si deseas enviar un comentario personal al autor, pasa a la sección Contacto. También te recomiendo leer unas sencillas reglas antes de comentar. Gracias.