lunes, 25 de agosto de 2014

Inguinoencefalia, un mal que afecta a gran parte de la población defeña

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

La inguinoencefalia es un mal que está causando graves estragos en la población de la capital del país. Esta patología que se creía que afectaba únicamente a individuos masculinos se ha extendido también a la población femenina.

Típico paciente afectado por la inguinoencefalia.
Esta afección se manifiesta principalmente en microbuses, combis, autobuses y vagones del metro, y se caracteriza por la imperiosa necesidad de sentarse con las piernas abiertas lo más que se pueda. Lo anterior es un síntoma de que el paciente asume que el cerebro se ubica precisamente en la zona inguinal y, por lo tanto, si cerrara las piernas se vería impedido para realizar las más básicas operaciones mentales.

Es importante señalar que esta enfermedad no causa dolor ni sufrimiento a quien la padece, salvo en caso de que intente ser corregida. Las molestias generadas a consecuencia de la inguinoencefalia son experimentadas por la gente que rodea al enfermo, ya que ve reducida la posibilidad de sentarse a un lado del afectado.

Los expertos consideraban que se trataba de una afección exclusiva del género masculino, sin embargo, como se comenta al inicio de esta nota, se ha visto que este mal también afecta a sujetos femeninos. Entre las principales causas de este padecimiento, los investigadores han podido identificar la presencia de una distrofia en el sentido común, involución de la reciprocidad social y, básicamente, un valemadrismo inherente a la condición previa de hijueputa que suelen presentar los sujetos afectados por la inguinoencefalia.

No existen métodos infalibles para tratar la inguinoencefalia, ya que, en principio, el paciente inguinoencefálico se considera a sí mismo como un sujeto sano. Sin embargo, las investigaciones recientes en el tema han arrojado métodos para controlar los síntomas de este mal. Empero, estos deben ser aplicados por los sujetos alrededor del paciente, ya que ellos son quienes padecen los síntomas.

Cuando se trata de síntomas leves, se pueden contrarrestar con un simple "¿me permites?". Si se trata de una afección más grave será necesario realizar un tratamiento mecánico, este debe hacerse con firmeza, demostrando al inguinoencefálico que está invadiendo espacio que no le corresponde. Si este procedimiento no funciona, entonces se recomienda incomodar al paciente. Esto se logra de manera sencilla, marcando un ritmo real o imaginario con el pie que esté en contacto con el enfermo. Dado que la inguinoencefalia es producido por la involución de la reciprocidad social, este tipo de contacto repele las extremidades del afectado.

Los anteriores son solo métodos de control que, por supuesto, no han sido desarrollados para curar la enfermedad. Los expertos continúan buscando una solución al problema.

Fe de erratas: el neologismo inguinoencefalia incialmente fue mal construido y se publicó como inguinocefalia, pero después de una intensa discusión con la Médico ALLL acerca de la pertinencia de la nueva palabra, fue necesario corregir el error y modificar el dicho neologismo.
Leer más »

martes, 19 de agosto de 2014

¡Cuidado! Asaltos al interior de los vagones del @STCMetroCDMX

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Banda, tengan cuidado cuando anden en el Metro de la Ciudad de México. Les voy a pasar una conversación con una amiga, en la que me cuenta cómo es que asaltaron, hace tan solo quince días, a su hermano. Esto fue en la línea tres, la que va de Indios Verdes a Universidad. Y pues, pónganse truchas, porque parece que los policías no hacen nada al respecto. Pongo en cursivas mis intervenciones en la charla.

Hace quince días me quedé de ver con mi hermano en Metro Zapata. Entonces dice que se subió en Universidad y se subieron cuatro tipos que, una vez cerrado el vagón y avanzando, comenzaron a asaltar. Se bajaron en Copilco.

Afortunadamente no hubo heridos, sólo golpes e intimidaciones. ¡Y las pinches palancas de emergencia no sirvieron nunca! Y a los que la intentaron bajar… pues ya te maginarás cómo les fue.

–¿Y no había policías?

No. Eran las cuatro de la tarde. En el vagón de en medio. ¿Tú crees que la policía no sabe de eso?

Este es su modo de operación. En Universidad se subieron dos "indigentes", luego un tipo así bien chacal que se quedó parado en la puerta. Los indigentes se pararon en las puertas que unen a los vagones, de forma que taparon la vista. Luego ya el tren avanzó y entonces salió otro chacal que venía parado en la última puerta del vagón y ¡zas!, sacó sus navajas y empezaron a gritar y pedir las cosas. Los indigentes les aventaron una bolsa a cada uno y así fueron pasando en los lugares.

Llegaron a donde estaban unas chavas que se habían escondido el celular, entonces dijeron que no llevaban nada, que eran estudiantes. Pero el ratero les dijo algo como "no te hagas pendeja, perra. Sácalo o te corto una teta, si te vi desde allá afuera que estabas mandando mensajes".

Luego un chavo jaló la palanca y pinche palanca no sonó*. Los rateros se dieron cuenta y se fueron sobre el chavo. Luego un viejito vio y también trató de jalar la palanca y se fueron sobre él también.

–¿Qué les hicieron?

Los agarraron a golpes. Afortunadamente sólo golpes. Imagínate si los apuñalaban.

Total, que llegaron a Copilco y se salieron corriendo. La gente empezó a gritar que eran rateros, pero pues no pasó nada más.

No sé, tal vez estoy equivocada, Dios lo quiera, pero no creo que los policías no sepan, se me hace increíble. Se supone q hay cámaras ¿no?, ¿no los vieron?

*En realidad, la palanca no debe sonar, sino detener el tren. Lo que parece que tampoco sucedió.
Leer más »

lunes, 18 de agosto de 2014

Wisecräcker en el Alicia

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Les cuento que el sábado pasado fuimos al concierto de Wisecräcker en el Alicia, y estuvo bien chingón. Este fue el cartel del evento:


Estaban programadas cuatro bandas invitadas, de las que, siendo sincero, no conocía ni el nombre. Y pues para nuestra sorpresa, tres de las cuatro estuvieron chingonas.

Primero tocaron los de Broken System unas cinco rolas más o menos. Estos valedores no estaban en el cartel, pero según su muro de Facebook sí estaban contemplados para tocar. El caso es que su sonido me recordó un poco a la Sekta Core. Tocan un ska-punk bien rudo (más bien un skacore), con todo el punch. Se la rifan los chavos.

Luego se treparon al escenario unos que se llaman Anti-Venöm que, la neta, tocaron bien pinche y le echaban mierda a la gente más ardidamente que de desmadre. Y pues como que su música pasó con más pena que gloria.

Siguieron en turno The Podridos con un ska-punk de ritmos acelerados y metales pegajosos. Esos cabrones se la pasan echando desmadre en el escenario, buleándose entre ellos y cabuleándose a la banda: el guitarrista-vocal no desaprovechaba la oportunidad de alburear al público presente. Su desmadre de repente me recordaba a la H. H. Botellita de Jerez (y más cuando uno de los alientos se rifó un "solo del diablo").

Y entonces llegaron Nadie Calavera, una banda ska-punk de Celaya, según recuerdo. Por cierto, que ya con estos compas el audio sonaba más chingón: al menos las voces tenían una mejor sonorización. Al menos la mitad de los presentes en el Alicia se sabían sus rolas y las coreaban alegremente. Estos músicos prenden bien chingón el ambiente, la neta.

Finalmente, subieron al escenario los alemanes de Wisecräcker, no sin antes haber hecho bastantes pruebas de sonido y haberse tardado casi una hora en preparar equipo, escenario e instrumentos. Cabe señalar que las anteriores bandas no se tardaban más de veinte minutos, quizás por la premura del programa o por decisiones del lugar. El caso que los Wisecräcker se tardaron más, pero fue lo necesario para ofrecernos un sonido limpio, chingón. Déjenme decirles también que es una buena idea contar con un ingeniero de sonido en la banda.

Foto de Arturo González Esquivel, tomada de su perfil de Facebook
Y pues mientras se hacían las pruebas de audio y todo lo necesario para tocar chingón, no faltaron los pinches desesperados que gritaban cuánta cosa llegaba a su mente: "uleeeeeros", "a ver, a ver, a ver a qué horaaaaas", "pinche puto, ya tocaaaaa". Ya en pleno set, me dio harta risa que uno de esos gritones alzó la voz para decirles "no se crean muy vergas porque ganaron el mundial". O sea, no mamen.

Ya, para no hacerles largo el cuento, los teutones se rifaron el físico en el escenario tocando casi por una hora y media (o más). Alternaban rolas en alemán con las que tienen en español y, claro, no podían faltar los cóveres. La banda asistente bailó frenéticamente a ritmo de los acordes de "Mendez", "Final countdown", "Contigo más bien", "3, 4, 5, 6 Bierchen".

Unos de los momentos más emotivos (aunque se oiga puto eso) fue cuando Dr. Klüse (el vocal y saxofonista) dijo algo así como "esta una canción de nosotros, para ustedes, es una canción mexicana…" y con eso dio paso a su versión de "Perfume de gardenias", que fue coreada a todo pulmón por la perrada skapunkera. Me pregunto si así la corearían si la toca la Sonora Santanera... Mismamente se puso el ambiente cuando tocaron "¿Por qué te vas?", a punto de cerrar su conciertazo. Curioso me resultó el que el trompetista tocara el pandero, con una descarga de energía tal que prendía el ambiente.

Por cierto, fue un bonito detalle que tocaran cuatro rolas más cuando les gritamos "otra, otra, otra".

Como ven, el concierto estuvo chido, con bandas de muy buena calidad y el estelar rifándose el físico a más no poder.





Solo hubo dos que tres cosas que no me gustaron. Primero, que las puertas del Alicia se abrieran una hora y media después de la anunciada. Segundo, el puto calor sofocante que hacía, les hace falta ventilación. Tercero, los Anti-Venöm, tocan bien feo. Cuarto, que las bandas de cartel no coincidieran con las que se presentaron. Quinto, la revisión al entrar; o sea, no mamen: entró mi compa con un cúter y no le dijeron nada, y adentro vendían chelas en botella de vidrio.
Leer más »

lunes, 11 de agosto de 2014

Mis rolas: Hoy mejor

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Me puse a buscar unos archivos en un DVD de respaldo y me encontré con cosas rarísimas. La experiencia se podría comparar más o menos con esa que se vive cuando uno ordena sus cachivaches.

El caso es que me encontré con una... con una pieza musical que hice, en el 2007, a partir de una rola de Raphael. Y se las dejo para que le echen oreja. Les advierto que está bien rara, pero bueno, igual y les gusta... igual y no.



Por si no conocen la rola original, es esta:



Si notan un efecto como de disco de vinil en la mezcla que yo hice... no es efecto... es que en realidad saqué el audio de un disco de vinil.

Se aceptan comentarios.
Leer más »