martes, 27 de enero de 2015

Las bicicletas no van en la banqueta

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Más o menos así he tenido que decirle a más de uno en recientes días.

Revisemos el Reglamento de Tránsito Metropolitano. El artículo 1 dice que
La prioridad en el uso del espacio público de los diferentes modos de desplazamiento será conforme a la siguiente jerarquía:
I. Peatones;
II. Ciclistas;
III. Usuarios y prestadores del servicio de transporte de pasajeros masivo, colectivo o individual;
IV. Usuarios de transporte particular automotor; y
V. Usuarios y prestadores del servicio de transporte de carga.
Solo con eso basta para que el ciclista no moleste con su campana al peatón que camina por la acera o por el paso de cebra.

Ahora bien, el artículo 29 de ese mismo reglamento dice que
Los ciclistas y motociclistas deben:
II. Circular en el sentido de la vía;
Todo ciclista tiene los mismos derechos y obligaciones aplicables para un conductor de cualquier otro vehículo, exceptuando lo establecido en el presente Reglamento, así como todas las provisiones que por la naturaleza propia de la bicicleta no tengan aplicación.
Es decir que no deben circular en sentido contrario ni sobre los pasos peatonales.

Si lo anterior fuera poco, el artículo 30 especifica que
Se prohíbe a los ciclistas y motociclistas:
IV. Circular sobre las banquetas y áreas reservadas al uso exclusivo de peatones.
Más claro no puede ser, las bicicletas no van en la banqueta.

¿Que por qué he tenido que decirle este a más de uno en días recientes? Verán, en una ocasión caminaba yo por la banqueta de la avenida Centenario, esa que va de la Cineteca al centro de Coyoacán. Caminaba en el sentido de la circulación de los autos. Un ciclista circulaba en sentido contrario y sobre la banqueta. Yo no lo había visto, estaba leyendo unas hojas. El ciclista me alertó de su presencia con su campana. Lo vi y no me quité, trató de esquivarme y le dije que las bicicletas no van en la banqueta. No sé qué pasó, pero perdió el control de la bicicleta y se cayó. No sé qué tanto me gritó mientras yo seguía caminando.

En otra ocasión caminaba con I sobre la banqueta de Miramontes, con rumbo a la calzada del Hueso. Íbamos en sentido contrario a la circulación de los autos. Detrás de nosotros y sobre la banqueta se acercó un ciclista. También tocó su campana para que nos quitáramos. Dado que venía algo rápido, nos hicimos a un lado. Al pasar le grité que las bicicletas no van en la banqueta. El fulano meneó la cabeza como diciendo no, pero no se detuvo.

Hace ya más tiempo, estábamos comiendo tacos de canasta en el centro de Coyoacán y una señora que pedaleaba sobre la banqueta me pidió que me quitara para que ella pasara. Le dije que no. Luego ella me volvió a decir que me quitara, ahora con más volumen en la voz. Le volví a decir que no, porque las bicicletas no van en la banqueta. Me dijo que los autos no respetan a los ciclistas. Le pregunté si ese era motivo para que los ciclistas no respetaran a los peatones. Total, que no me quité y se bajó de su bici para caminar empujándola por la acera.

El caso es que muchos ciclistas se quejan de que no existe cultura vial, que los conductores de autos no respetan al ciclista y no se dan cuenta de que subiéndose a la banqueta tampoco colaboran a la cultura vial y se pierde el respeto al peatón. Es decir, piden respeto, pero no lo ofrecen.

En fin, solo quiero reiterar que las bicicletas no van en la banqueta.

P. D. Acá pueden consultar el Reglamento de Tránsito Metropolitano: http://www.df.gob.mx/index.php/reglamento-de-transito-metropolitano

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, serán respondidos a la brevedad. Si deseas enviar un comentario personal al autor, pasa a la sección Contacto. También te recomiendo leer unas sencillas reglas antes de comentar. Gracias.