miércoles, 29 de julio de 2015

La carita feliz hace que suene la U

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

No sé qué técnicas o estrategias de aprendizaje estén de moda, pero ayer me dio gusto escuchar que L (7 años) sabe distinguir la U muda cuando se escribe entre una Q y una E o I, de la U sonora cuando, en esa misma posición, se le coloca encima la diéresis.

Me agarró por sorpresa. Estábamos burlándonos de una cartulina en la que se leía "exquites" en lugar de "esquites". A él se le ocurrió decir que "con la carita feliz diría excuites". Tardé en darme cuenta de que se estaba refiriendo a la U con diéresis. Es más, I tuvo que ayudarme a visualizarlo.

Como sea, me gusta la carita feliz.
Leer más »

martes, 28 de julio de 2015

Así vi Crepúsculo La Saga: Amanecer Parte 2

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Y entonces presionó el tan temido botón play. Ya no había marcha atrás, la película estaba puesta y nosotros echados en el sofá. No está de más decir que su mamá fue quien hizo la sugerencia. Yo, como buena persona que soy, hice de tripas corazón y me preparé para lo que era ya inevitable.

"No vayas a burlarte de la película, eh". No, no me hablaba al tanteo. Comenzó la película con un zoom in a unos muebles, luego a otras cosas que no recuerdo. "¿Por qué no le hace zoom in a los barros y espinillas del fulano?", pregunté. A partir de ese momento no dejé de fruncir el ceño.

Escena tras escena me sacaba de onda. ¿Y por qué el sol no los destruye? O, ¿y ese wey por qué no espera a que haya luna llena para transformarse? ¿O sea que no comen? No manches, habiendo cosas tan sabrosas. ¿Quién chingados es el señor Vulturi? No mames, Bram Stoker debe estar revolcándose en su tumba. Y así toda la película.

Creo que para entender esas cosas debería haber visto las anteriores entregas de Crepúsculo La Saga, pero no pienso hacerlo, lo más seguro es que si las veo terminaré híper mega emputado. En fin, me sirvió como experiencia, que no fue buena ni mala, dejémosle en que fue experiencia y ya.
Leer más »

lunes, 27 de julio de 2015

La Casa de Toño, sucursal Tlalpan

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Desde que La Casa de Toño abrió su sucursal en el sur de la (de por sí sureña) calzada de Tlalpan, he visto cómo se hacen unas grandes filas para poder entrar a comer en ese lugar. Filas a pie y en auto. La verdad es que cuando veo ese tipo de cosas no me dan ganas de entrar, suelo apartarme de los sitios donde se acumula tanta gente. El caso es que ayer, domingo, fuimos (S, I y yo) ahí. Más por sugerencia de S que por deseo propio.

Me sorprende que sea tanta la gente que se forma para poder entrar a un lugar donde venden garnachas, antojitos mexicanos, y pozole, básicamente.

He de decirles que el pozole que pedí, con pollo, tenía más pollo que maíz y eso no es de mi agrado. Un pozole debe estar lleno de maíz. En fin, el sabor no era glorioso aunque no era malo. Digamos que es cumplidor.

También probamos las flautas. Son de buen tamaño y de mejor sabor que el pozole. Yo recomiendo que pidan la orden surtida (res, papa y pollo). Y el guacamole con el que se pueden acompañar es suficientemente bueno.

De beber tomé un agua de tamarino, esa sí me gustó mucho. El sabor era muy natural, no sé si la hayan hecho con fruta fresca o con concentrado de esos que venden envasados, pero sí estaba muy sabrosa.

Ah, y de postre compartimos un flan napolitano. Ese no fue sabroso ni cumplidor, más bien mediocre. Tenía una consistencia muy gelatinosa y el sabor no era el adecuado.

Los precios son buenos. Con cien pesos por persona se come y se bebe bien.

Si me pidieran que les recomendara un lugar para comer este tipo de platillos, los enviaría a una feria de santo patrono (esos pozoles suelen ser gloriosos), pero si no hay cerca, La Casa de Toño puede ser una opción.
Leer más »

viernes, 24 de julio de 2015

¿Qué hay de malo?

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam



¿Cuántas veces no me han dicho que no está bien lo que hago? ¿Cuántas veces me han gritado que estoy equivocado? Que lo que me pasa es que yo estoy muy cegado, que no puedo ver bien, que yo solo me engaño. Que la realidad es algo muy diferente, que ya va siendo hora de que madure mi mente. Que las utopías me hacen estar ausente de este mundo enfermo que solo mira el presente.

Me han dicho soñador de sueños incongruentes. La gente me señala diciendo que estoy demente. Me han llamado idealista por creer que algún día, con el puño en alto, cambiaremos esta vida. Con el puño del arte yo voy pa’ adelante, la música y el teatro me llevan siempre avante. Juntos vamos caminando con pasos de gigante y así a Babylon le damos jaque mate.

¿Qué hay de malo en ser poeta? ¿Qué hay de malo en ser pintor? ¿Qué hay de malo en pretender que este mundo sea mejor?

¿Qué hay de malo en ser poeta? ¿Qué hay de malo en ser actor? ¿Qué hay de malo en defender la vida y el amor? No tiene nada de malo crear un mundo mejor cantando, rimando o actuando frente a vos. Y para ser sincero, esto es lo que yo prefiero, armarme con mis rimas y ponerlas en estéreo, subirme al escenario armado con mi vestuario, presentarles mi bestiario aun sin recibir salario.

Mucha gente me critica por mi estilo de vida, porque aún tengo esperanza en las sociales utopías, porque quiero cambiar al mundo con el teatro y estas rimas, porque con el arte busco una salida. Pero aunque más me digan y siempre me señalen nunca llegará el día en que cambie mi ropaje. Ninguna de mis ideas nadie me hará cambiar, pues como dice mi compa Fabián.

¿Qué hay de malo en ser poeta? ¿Qué hay de malo en ser pintor? ¿Qué hay de malo en pretender que este mundo sea mejor?

Leer más »

jueves, 23 de julio de 2015

Ya fui a ver Intensamente

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

¡Por fin! Sí, ya sé que me tardé una eternidad y así, pero el hecho es que ya la vi. Ah, y muchas gracias a todos los que no me espoilorearon la película.

Ya ni me acuerdo de cuáles he visto en el año, pero, sin exagerar, creo que esta ha sido la película más emocionante y divertida que he presenciado en el cine. De verdad, me fascinó. No me imaginaba cómo le haría Pixar para personificar las emociones y el resultado fue estupendo. Cabe decir que lloré a moco tendido en la escena más fuerte de Bing Bong. Y fue agradable.

Comentario banal: ¿conocen a Franco Escamilla? Es un estandopero regiomontano. Bueno, me acordé de una de sus rutinas en las que se burla de la gente que lleva bebés al cine. Pinche gente.

Ah, platicando con A y R surgieron algunas cuestiones, unas un tanto bobas que prefiero no reproducir aquí. Pero esta sí quiero compartirla: ¿por qué las emociones en la mente de la mamá de Riley son todas mujeres, en la mente del papá son hombres y en la de Riley hay de ambos géneros?

Y solo quiero hacer hincapié en que ya me hice fan de Jesús Guzmán. En esta película prestó su voz Bing Bong. (Entre otros, dobla a los personajes de Roberto Gómez Bolaños, a Gunter Magnuson en Kick Buttowski, Rhino en Bolt, Francesco Bernoulli en Cars 2, Yondu Udonta en Guardianes de la Galaxia, etc.)


Leer más »

lunes, 13 de julio de 2015

Fui a ver la película de los Minions...

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

... no vayan.

La película está horrible. Tiene buenos momentos, pero parece una especie de colección de chistes sin conexión entre sí. No hay historia detrás de esta cinta. Creo que lo que más se acerca a una historia es esa especie de prólogo que cuenta el devenir de los enanos amarillos desde la prehistoria.

Y para acabarla de amolar (como decimos en mi rancho), la voz de Mariano Osorio la empeora. Ah, y la voz de Thalía muy equis, ¿quién le dijo a esa mujer que sabe actuar? La voz de Ricky Martin no está mal, pero no es la gran cosa.

Como sea, no vayan a verla, es una mala inversión. Mejor esperen a que salga en versión genérica intercambiable.
Leer más »

lunes, 6 de julio de 2015

Minipost: Lo griegos dicen NO y el peso pierde frente al dólar

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Pura mamada, ahora resulta que por el NO en el referendo griego respecto a las condiciones de la troika, el peso mexicano pierde valor ante el dólar estadounidense. Es por eso, o porque Carstens no hace bien su chamba...

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2015/07/06/promedia-dolar-15-87-pesos-a-la-venta-en-el-aicm-1328.html

Leer más »

viernes, 3 de julio de 2015

Fue publicado un ensayito mío en Boletín ENAH

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Les presumo, no es algo muy llamativo, pero el Boletín ENAH publicó un artículo mío. Lo malo es que ni me enteré cuando salió. La noticia llegó a mí por C, una compañera de la escuela, y no por el equipo editorial del boletín.

El artículo en cuestión es "Cuando el cólera atacó a México o Lávate las manos" que escribí por dor razones: para cerrar el semestre en una materia y para que sirviera como una suerte de texto divulgador entre infantes, claro, a partir de la experiencia con mi retoño. Lo publiqué en septiembre de 2013 en este mismo blog. Yo mandé el texto al boletín en septiembre de 2014, o sea, un año después de haberlo escrito. Y la publicación del mismo fue seis meses después, en marzo de 2015. Todo un desmadre. Por cierto, el número estuvo dedicado al Día Internacional de la Mujer... nada qué ver con lo que yo escribí.

Cuando me enteré de que mi ensayito había sido publicado me propuse buscar un ejemplar del boletín, pero dado que la noticia llegó a mí más o menos en mayo, me fue imposible encontrar un ejemplar en físico. Afortunadamente en el área de publicaciones tuvieron la amabilidad de enviarme una copia en PDF, claro, después de ir a pedirla. De ese PDF les comparto las páginas donde está mi texto. Dando click en la imagen se amplía.


Pero me parece necesario hacer una aclaración, la primera línea de mi ensayo no la escribí yo, alguien del boletín la puso ahí dándole en la madre al sentido de los diálogos que enseguida están. Mi idea era que ustedes, mis amables lectores/as, adivinaran de dónde venía mi hijo. No hace falta demasiada imaginación para suponer que mi crío venía en esos momentos del sanitario.

Sin embargo, quien osó modificar mi texto se atrevió a cambiar la procedencia de mi criatura y traerlo de la escuela con lo que mi intención al explicarle la importancia de lavarse las manos pierde contundencia. En fin, quería quejarme. Aun así, me dio gusto ver mi ensayo impreso en el boletín.
Leer más »