martes, 12 de abril de 2016

La Familia Tóxica

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Hay quienes dicen que es bueno convivir con la familia extensa solo por ser familia. Yo digo que no, que los momentos y los espacios se deben compartir con quien nos dé la gana.

Hace ya bastantes años que frecuentaba mucho a unos parientes cercanos. Creo que nos llevábamos chido. Bueno, yo creía eso. Después algo pasó y comenzaron a existir ciertas malas actitudes y malas vibras hacía mí y mis más cercanos. Por salud fue que decidí alejarme. Y no me arrepiento. Me ahorré enojos, malos momentos y malas actitudes. (Al parecer ya las cosas pintan más agradables.)

El hecho de compartir herencia genética no es suficiente razón para compartir también el tiempo y el espacio. A veces resulta desgastante el tratar de forzar una convivencia sana con quienes se supone que debería de haberla por cuestión de nacimiento.

Mi mejor consejo en estos casos es simple. Cada persona elige con quién compartir sonrisas, llantos y abrazos. Si tu familia es tóxica para ti, déjala ir o, en su defecto vete tú. Luego quizá se mejore la relación. O no. Pero estoy seguro que de esta manera hay muchísimo menos estrés.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, serán respondidos a la brevedad. Si deseas enviar un comentario personal al autor, pasa a la sección Contacto. También te recomiendo leer unas sencillas reglas antes de comentar. Gracias.