viernes, 12 de noviembre de 2010

Sobre la utilidad de las redes sociales

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Yo me inicié en este mundo de las redes sociales a través del MySpace, cree un perfil y luego otro, pero ninguno de los dos merece mi atención en la actualidad. Luego Paye me dijo que me metiera al Hi5. Sólo por curiosidad lo hice y me gustó. Ya tampoco lo tomo en cuenta. Después de eso inauguré este espacio, este blogcito que tanto quiero. Finalmente abrí cuentas en Facebook y Twitter.

Facebook fue para mí como un salto natural desde el Hi5, ya que casi todos mis compas abandonaron esa red para pasarse al Caralibro. Y lo chido es que he contactado con banda que tenía años de no ver.

Twitter lo abrí nomás porque sí. Realmente aún no me agrada usarlo ni le encuentro una utilidad práctica real. Pero ahí estoy, para que no roben mi seudónimo, ja.

De unos días para acá me propuse comprobar la utilidad real de estas redes. Y es que en todas ellas te preguntan qué estado de ánimo tienes o qué estás haciendo o qué piensas. ¿Qué pasaría si en verdad actualizáramos toda esa información en todo momento? Además de saturar estos servicios, llenaríamos la web de montones de información realmente inservible.

En el mejor de los casos esto sería más como un reto a la moral y a las buenas costumbres. ¿Se atreverían a publicar todo lo que realmente piensan, hacen, sienten? Por ejemplo. Hace unos días publiqué en Facebook algo así como "Me estoy rascando los huevos ¿y?". Hubo quienes se asombraron y se sacaron de onda. Hubo quienes aplaudieron, a la acción en sí y al hecho de hacerla pública. El caso es que fue notorio que responder con sinceridad (a las preguntas que te hacen las redes sociales) no es lo que aplica. Bueno, tal vez lo que aplica es usar ciertas reglas de etiqueta, de netiqueta más bien.

Eso es lo que respecta al uso que los usuarios (sic) comunes y corrientes podemos hacer de las redes. Pero hay más gente interesada en la información que ahí se vierte. Gente que se mete a perfiles para obtener información con fines no muy amigables que digamos. Dicen que los secuestradores ya no andan por la calle viendo a ver (sic) quién trae mejor carro, quién tiene mejor casa y quién usa mejor ropa, con que se metan al prefil del face es más que suficiente.

Y ni hablar de la ayuda involuntaria de los usuarios cada vez que twitean o publican algo en el muro de FB diciendo dónde están. Algo así como "esperando mi turno en la fila de las tortillas" o "pasando por la playa".

Pero en definitiva lo que más me preocupa, aunque ya me haya resignado, es esa utilidad que los gobiernos pueden hacer de esta información. Ya no es tan difícil saber quiénes son los contactos en la vida real de los sujetos que mantienen una postura crítica hacia el Estado. Así, los torturadores pueden omitir las preguntas sobre quiénes, dónde y esas cosas y concentrarse en lo sustancial.

Hace ya algún tiempo puse en este, mi blogcito de juguete, una suerte de autobiografía. Y me acordé de ella a raíz de una charla con Artemisa. Me contó de un compa suyo que se quejaba constantemente entre la banda aficionada a lo virtual por facilitarles el trabajo a la gente del CISEN. [Si no saben qué es el CISEN están morros.]

Me parece entonces que esas actualizaciones en mi muro del Caralibro no son tan inútiles. Por lo menos sirve para hacer reír de vez en cuando a los del CISEN, ja ja ja.

Y bueno, esto ya es responsabilidad de cada quien, pero creo que es recomendable tener sumo cuidado con lo que se publica en la web. Es decir, seleccionar qué fotos subir, qué escribir y siempre tomar en cuenta que lo que se sube a la web, difícilmente desaparecerá de ella y que está al alcance de prácticamente cualquier persona. O sea, ¿ustedes andarían por la calle con su álbum de fotos mostrándolo a todo mundo?

O, ¿ustedes cómo usan esas redes? ¿Creen que tengan una utilidad práctica? ¿Le temen al CISEN [o a su similar en el lugar donde vivan]?

* Lee la segunda parte:
Sobre la utilidad de las redes sociales, 2

4 comentarios:

  1. Yo comencé con las redes sociales a muy temprana edad, abrí un blog en Geocities, luego un club en yahoo. De ahí me pase a Hi5, pero como dicen por ahi, Hi5 era una nacada, por lo menos en el país donde yo estoy.

    Estar en Myspace era para niños ''in'' y mi hermana me metió al vicio. Llegue a 400 amigos entre cuales iban mis padres y ''enemigos'', así que me despedi de Myspace.

    Llegue a Facebook, la cuna del Diablo, donde uno se entera de todo, ve las fotos de todos y se entera de las infidelidades ajenas, propias, etc... Como herramienta de negocio es muy bueno, mi compañia tambien tiene uno.

    Dices que como seria si la gente actualizara su estado de animo mientras lo siente...pues así es, tal vez no has conocido la parte negra de Twitter y Facebook y la razón de la ''ballena del mal''...aun que si, no es sinceramente, yo escribo con sinceridad y me gane un:Pinche puta. Gracias.


    Yo no tengo cuidado con lo que escribo, subo, bajo...estoy cansada de guardar apariencias, secretos, etc. Supongo que escogí el medio incorrecto para trabajar, pero no tengo nada que esconder. Que vida tan aburrida, si, lo se.

    ResponderEliminar
  2. En Tijuana, a mediados de los ochentas trabajé en una empresa de datos y usaban un modem telefónico para transmitir bulks de archivos mediante el ms-dos y una compu, aún no le llamaban internet. Luego en los 90's acá en la ciudad que vivo ahora, entré a un ciber y el encargado me invitó a sacar una cuenta de correo en hotmail, después me prestó un libro de HTML (que aún no lo he regresado) y aprendí a diseñar páginas web, abrí una cuenta de Geocities e hice muchas cosas interesantes. No me llamaba la atención los chats (como Latinchat etc.,etc). En el 2004 comencé con los Apuntes de Arevalo (sin acento). Oí acerca de Facebook pero no me llamó la atención hasta el 2010, igual Twitter. A mis contactos de Facebook los acepto y los meto a la carpeta de perfil restringido, ya cuando les tengo confianza los voy sacando. También uso grupos ahí mismo en Facebook. Y Twitter es un... un misterioso y poderoso mecanismo. Y su misterio solo es superado por su poder.

    ResponderEliminar
  3. Iam Bleu: Me has abierto los ojos con estas letras: Dices que como seria si la gente actualizara su estado de animo mientras lo siente...pues así es, tal vez no has conocido la parte negra de Twitter y Facebook y la razón de la 'ballena del mal'

    Arevalo: Ups, la verdad no había entrado al blog (he publicado vía Mail to blogger) y por eso no estaba al tanto de que tu comentario estaba en spam, pero ya quedó.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, serán respondidos a la brevedad. Si deseas enviar un comentario personal al autor, pasa a la sección Contacto. También te recomiendo leer unas sencillas reglas antes de comentar. Gracias.